Pasar al contenido principal
En Saelices (Cuenca)

El Seprona sorprende a dos furtivos nocturnos justo cuando huían del coto

El propietario del coto fue quien dio el aviso a la Guardia Civil. Los furtivos fueron pillados cuando abandonaban el coto en plena noche, y llevaban once perros en el vehículo.
El Seprona sorprende a dos furtivos nocturnos justo cuando abandonaban el coto Imagen de los perros que los furtivos utilizaban para delinquir (foto: Guardia Civil).

El Seprona de la Guardia Civil de Saelices, en Cuenca, detuvo recientemente a dos furtivos que se habían colado de forma ilegal en un coto de la zona. Ocurrió a finales del pasado mes de julio.

Alrededor de la medianoche, el propietario del coto llamó a la Central Operativa de Servicios de la Comandancia de Saelices, alertando sobre la posible presencia de varias personas que estaban furtiveando en su finca.

En ese momento, una patrulla del Seprona se puso en marcha. Los agentes se citaron con el duelo del coto y, tras realizarle varias preguntas, establecieron un dispositivo de búsqueda por la zona. Tras un par de horas, interceptaron una pick-up justo en el momento que abandonada el coto.

Llevaban once perros en el vehículo

En su interior se encontraban los furtivos, dos varones de 47 y 49 años con varios antecedentes por hechos similares. Una vez que fueron identificados, los miembros de la Benemérita inspeccionaron el vehículo y localizaron once perros en la parte trasera. Según detalla el Seprona en nota de prensa, en los canes se apreciaba “una gran fatiga y resto de sangre en alguno de ellos”. Además, se encontró una mochila con varios enseres entre los que destacaba un cuchillo de 22 centímetros de hoja que estaba impregnado de sangre.

Furtivos Saelices

Los dos delincuentes no contaban con ningún tipo de permiso o autorización para estar en el acotado y, por ello, fueron denunciados como presuntos autores de un delito relativo a la protección de la Flora y la Fauna.