Pasar al contenido principal
Ha sucedido en la provincia de Zaragoza

Matan 13 perros de un cazador tras envenenar a toda su jauría

Terrible experiencia la que acaba de vivir un joven cazador aragonés. El pasado 30 de octubre, cuando iba a limpiar las jaulas de sus perros y darles de comer, Vïctor Rogríguez se los encontró casi todos muertos.
Perros_veneno_Zaragoza_M Victor, el joven cazador, con algunos de los perros que fueron envenenados (Foto: El Heraldo).

Los 17 canes que conformaban su jauría habían sido envenenados y, 13 de ellos, fallecieron. Así lo confirmaron tanto la Guardia Civil como el veterinario después que el hombre interpusiera la denuncia.
 
Los hechos ocurrieron en cerca de la localidad de Figueruelas, en la provincia de Zaragoza. El día del suceso, Víctor, de 32 años, se dirigió por la mañana a su finca. Al llegar, el candado de la puerta estaba cortado con una radial. Contó a la Guardia Civil que también le pareció raro que los animales no reaccionaran: "Cuando llego con el coche los perros suelen ladrar y me extrañó que no lo hicieran".

Poco después, se encontró con la fatídica imagen. "Al entrar a la perrera, vi que 13 de los 17 perros estaban muertos y que los otros cuatro, aunque seguían vivos, estaban en muy malas condiciones", prosiguió el joven cazador en su denuncia ante el Seprona.

Envenenados "a conciencia"

 
En ese momento, los cuatro canes que aún permanecían con vida fueron trasladados a una clínica veterinaria. "Había que hospitalizarlos para ponerles tratamiento anticonvulsionante y estuvieron allí un par de días por intoxicación aguda. Claramente es un veneno administrado a conciencia, pero estos cuatro debieron de comer menos cantidad que los otros", explicó el veterinario que los atendió.

Los perros estaban enjaulados de dos en dos y, al parecer, alguien fue administrando comida envenenada en cada una de las jaulas, por los dos lados del pasillo y de forma individual a cada uno de los animales. "Víctor dice que solo les daba ternasco para comer y en las jaulas y los vómitos encontramos restos de pollo", cuentan desde la clínica veterinaria de Utebo.

Los perros eran su vida

Por el momento, se han enviado muestras de los vómitos a y a seis de los animales fallecidos a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, donde les están practicando las necropsias y analizando el material para tratar de identificar qué veneno es. Víctor Rodríguez también contó en su denuncia que, junto a los perros, encontraron "unas bolas negras muy pequeñas" y, aunque podría tratarse de Aldicarb, desde la Guardia Civil prefieren no aventurarse todavía y no sacar conclusiones antes de tiempo, pues la investigación sigue abierta.

Carmen Díez, la madre del joven cazador, se muestra indignada con que alguien haya podido hacer algo así, de forma tan premeditada, y cuenta a El Heraldo que su hijo está "destrozado" porque estos perros "lo eran todo" para él.

Perros envenenados Zaragoza.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.