Pasar al contenido principal
Nueva polémica en las redes

Kiwoko lanza una campaña acusando a los cazadores de abandonar a sus perros

La famosa cadena dedicada a la venta de productos para animales ha lanzado esta bochornosa afirmación en una campaña. A pesar de ser falso, acusan a los cazadores de abandonar a sus perros cuando ya no son útiles.
Kiwoko lanza una campaña acusando a los cazadores de abandonar a sus perros Una de las imágenes del vídeo publicado por Kiwoko.

Nueva polémica surgida en las redes sociales a raíz de una falsa acusación contra los cazadores. En esta ocasión, Kiwoko, la popular firma dedicada a la venta de productos animales, ha lanzado una campaña de concienciación sobre el abandono animal.

Hasta ahí puede parecer todo normal. El problema viene por el contenido del vídeo promocional difundido en sus redes sociales, donde acusa a los cazadores de abandonar a sus canes. Una falsedad en la que vuelve a estar el presente la impronta del animalismo radical.

Junto a la imagen de ‘Rubio’, el vídeo dice lo siguiente: “he tenido muchas familias y, con cada una de ellas, he pasado mucho tiempo en monterías. Un día, mi dueño me dejó atado en cada, y ahora hace tiempo que no vuelve”. Se añade además que fue abandonado porque “dejó de ser útil” para la caza.

Una acusación falsa

Pero a pesar de este mantra repetido hasta la saciedad por el animalismo radical, la realidad es bien distinta. Los datos y pruebas facilitados año a año por entidades y administraciones así lo demuestran.

Así, la Fundación Affinity lleva confirmando desde hace tiempo según sus estudios que los perros de caza son los menos abandonados, representando un 12% del total nacional. El 88% restante se corresponde con animales que no tiene nada que ver con la actividad cinegética.

Pero desde el animalismo obvian estas pruebas. Su estrategia no es otra que seguir vertiendo la falsa cifra de los 50.000 perros abandonados. Y, por desgracia, el mensaje ha calado en parte de la sociedad, que ni siquiera se molesta en documentarse al respecto.

También la Guardia Civil ha desmontado en varias ocasiones las mentiras del animalismo radical. A este respecto, el Seprona ha confirmado que la mayoría de los abandonos de galgos se corresponden a robos por parte de mafias organizadas.

Una acusación falsa

Pero a pesar de este mantra repetido hasta la saciedad por el animalismo radical, la realidad es bien distinta. Los datos y pruebas facilitados año a año por entidades y administraciones así lo demuestran.

Así, la Fundación Affinity lleva confirmando desde hace tiempo según sus estudios que los perros de caza son los menos abandonados, representando un 12% del total nacional. El 88% restante se corresponde con animales que no tiene nada que ver con la actividad cinegética.

Pero desde el animalismo obvian estas pruebas. Su estrategia no es otra que seguir vertiendo la falsa cifra de los 50.000 perros abandonados. Y, por desgracia, el mensaje ha calado en parte de la sociedad, que ni siquiera se molesta en documentarse al respecto.

También la Guardia Civil ha desmontado en varias ocasiones las mentiras del animalismo radical. A este respecto, el Seprona ha confirmado que la mayoría de los abandonos de galgos se corresponden a robos por parte de mafias organizadas.