Pasar al contenido principal
En Parla, Humanes, Fuenlabrada…

Los cotos de Madrid, en jaque por los furtivos de liebres

Carreras ilegales, amenazas, acoso, destrozo de los cultivos… Las acciones de los furtivos en el sur de Madrid están poniendo en jaque a los cotos de municipios como Parla, Humanes, Pinto o Fuenlabrada.
Madrid furtivos liebres Un guarda vigilando el coto en busca de furtivos (Telemadrid).

Los titulares y guardas de los cotos privados de sur de Madrid no pueden más. Los furtivos llevan tiempo arrasando con los cultivos y siembras de estos terrenos. Sin permiso y al margen de la ley, se adentran en los cazaderos y se dedican a matar liebres con sus perros. 

Siempre de manera ilegal, incluso cuando las rabonas se encuentran en período de reproducción. Los propios cazadores de la zona, que en muchos casos se han autoimpuesto la veda de la liebre, no pueden controlar estos actos delictivos.

Usan todoterrenos y vehículos de gran cilindrada para actuar. Desde los coches, entrenan a sus canes y emprenden la huida cuando se ven sorprendidos. Antes ignoraban o evitaban a los guardas. Ahora, se enfrentan sin pudor a ellos haciendo uso de las amenazas, la violencia y el acoso. Los titulares, cazadores y vigilantes de los cotos se sienten desprotegidos y denuncian la situación. Argumentan que no tienen medios para frenar el furtivismo. 

En alguna ocasión, explican que ha habido detenciones. No obstante, los furtivos se declaran insolventes y, tras ello, vuelven de nuevo a las andadas. Parla, Humanes, Fuenlabrada, Pinto… Los cazadores de estos cotos reclaman ayuda urgente al Seprona de la Guardia Civil.

Las quejas han llegado incluso a los tabloides informativos. Estos días, Telemadrid se hacía eco de la denuncia, plasmándose perfectamente el estado de indefensión en que se encuentran los cazadores madrileños.

 

Furtivos cotos madrid

PINCHA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER AL VÍDEO COMPLETO

También en Toledo

Hace solo unas semanas informábamos sobre la situación similar que están viviendo los cotos de Toledo. Era el pasado 13 de octubre cuando se difundía un tremendo vídeo donde los miembros del coto de Cedillo del Condado protagonizaban una persecución mientras los furtivos huían en sus todoterrenos.

Hasta seis coches de cazadores seguían los pasos de estos delincuentes, que llevan tiempo dedicándose a furtivear en el coto y a robar galgos. En pocas horas, el vídeo empezó a correr como la pólvora por las redes sociales y entre los móviles de los cazadores.