Pasar al contenido principal
Unas galgueras organizarán un campeonato solidario

La caza se vuelca con un niño de 8 años enfermo de médula

Tras conocerse la historia de Marcos, un niño de 8 años enfermo de la médula, el mundo de la caza respondido de la mejor forma. Un club de mujeres galgueras ha organizado una carrera solidaria.
Marcos caza Desde hace más de un año, el pequeño sigue un duro proceso de recuperación.

Marcos es un niño de 8 años de edad que ha sido diagnosticado de mielitis transversa, un trastorno que le ha provocado graves daños en su médula. Tras ello, la vida del pequeño ha dado un vuelco. Los primeros meses resultan fundamentales para su recuperación y la familia ha llevado a cabo una campaña en Internet para recaudar fondos que financien el proceso de cura de Marcos.

La respuesta no se ha hecho esperar desde algunos colectivos. Y el mundo de la caza ha vuelto a demostrar su verdadera cara, concretamente el colectivo galguero. El Club de Mujeres Galgueras en Cabeza ha organizado un campeonato benéfico de liebre mecánica en la Puebla de Don Fadrique (Toledo).

Para su realización, la Sociedad de Cazadores  de este municipio castallanomanchego les ha donado la pista. Según explican las cazadoras, los aficionados de la Villa  también se han volcado con el evento. Todo lo recaudado irá destinado a la recuperación de Marcos

caza marcos

Rocío, una de las organizadoras, ha hecho un llamamiento para que participen la mayor cantidad de personas posibles. Michel Coya ha publicado en su web el número de teléfono de la chica para realizar cualquier aportación al respecto: +34 676 98 08 19.

Desde Cazavisión nos hemos puesto en contacto con Rocío, que es miembro del Club de Galgueras, para que nos cuente más sobre la iniciativa. 

La cazadora explica que ella misma le comentó la idea a sus compañeras y "a todas les encantó". Además de la pista, el club cinegético de la Villa de Don Fadrique ha donado también el bar, y lo que aquí se acumule irá destinado a Marcos y su terapia. 

Rocío se muestra muy esperanzada con la celebración del evento solidario. “Tengo el teléfono que arde”, nos explica. Están recibiendo apoyo desde numerosas entidades relacionadas con el sector cinegético, así como de otros colectivos.

Para empujar la iniciativa, también están llegando obsequios para premiar a los participantes. Diferentes empresas del sector se están volcando con la donación de pienso, pipetas, collares antiparasitarios, etc… Además, se rifarán algunas cestas donadas de forma altruista y el dinero que se recaude, será para Marcos.

“Encantada con Rocío y su asociación”

También nos hemos puesto en contacto con Virginia, la madre de Marcos. Nos ha contado que está “encantada con Rocío y su asociación”, así como con todo el apoyo recibido, tanto el de las mujeres cazadoras como el de todos los implicados.

La familia del pequeño está recibiendo numerosas muestras de solidaridad de todas partes, incluso de muchas personas que no conocen. Este es precisamente el caso de las galgueras. Virginia explica que fue la propia Rocío la que contactó con ella para mostrarle su idea de la carrera solidaria.

A Marcos aún le queda bastante tiempo para que la terapia finalice, aunque va por buen camino. Según Virginia, algún miembro de la familia intentará asistir al evento, no obstante, reconoce que será complicado.

Ahora, Marcos y sus padres viven en Oporto, donde el pequeño está recibiendo un tratamiento en una clínica privada. Virginia ha dejado de trabajar para encargarse del niño y su marido tiene que trabajar “el doble”. 

Estén o no presente, lo importante es que la iniciativa sirva para que el camino de Marcos hacia su recuperación sea lo más llevadero posible. Tal y como sentencia la galguera Rocío, “todo lo que podamos hacer por Marcos, es poco”.
 

La historia de Marcos

Virginia, la madre del joven, ha abierto un blog (marcosdejager.home.blog) narrando todo el procedimiento que Marcos está viviendo, informando acerca de gastos, viajes y demás episodios sobre la enfermedad de su hijo. Aunque poco a poco se va avanzando y Marcos está respondiendo genial, aún le queda camino por recorrer.

El problema de Marcos comenzó, como relata su madre, el 19 de junio de 2018. El niño sufrió un problema de respiración y su cuerpo se paralizó. unas semanas después, le diagnosticaron el virus. Estuvo dos meses en la UCI y entonces empezó el proceso de recuperación en el Hospital Nacional de Parapléjicos. caza marcos

Tras recibir el alta, Marcos se trasladó a hacer un tratamiento intensivo a una clínica privada de Oporto. La terapia le cuesta a su familia unos 1.500 euros al mes. Aunque los rehabilitadores piensan que el niño se recuperará con el tiempo, parece que el camino será largo. Los primeros años son fundamentales y, aunque ya se ha avanzado de forma importante, el proceso sigue siendo complicado y costoso. 

Gracias a las primeras donaciones, Marcos ha llegado hasta aquí, pero todavía no es suficiente. Por eso, los cazadores se han volcado de forma ejemplar y hacen un llamamiento de colaboración.  caza marcos