Pasar al contenido principal
Tras unas declaraciones previas

ABEC le pide al PP balear no confundir caza con deporte

Según la Asociación Balear de Entidades de Caza, la senadora Catalina Soler ha utilizado al colectivo cinegético de la región para criticar la decisión de trasladar el Campeonato de tiro a pichón a la Comunidad Valenciana.

Como antecedente, hay que señalar que, tras la aprobación de la Ley de Protección de Animales en el archipiélago, la Federación balear se vio obligada a trasladar el emplazamiento del torneo a Valencia. Sobre ello se pronunció la exconsejera, equiparando esta práctica a la del resto de modalidades cinegéticas.

Pues bien, esta comparación no ha sido del agrado de la ABEC. Y es que como bien señalan, el tiro al pichón y el de codorniz están regidos por la Ley del Deporte y no requieren licencia de caza. Por su parte, las demás actividades venatorias, practicadas por la gran mayoría del colectivo, responden ante la Ley Balear de Caza.

Según la ABEC, miles de cazadores se han visto sorprendidos. “Aprovechando la modificación de la Ley de Protección de Animales, Catalina Soler ha puesto por delante a todo el colectivo cinegético para una cuestión que no le afecta”, afirma la asociación.

También señalan que, de las 30.000 licencias que existen en las Islas Baleares, solo se han expedido 2.617 a nivel federativo. A su vez, de esta cifra, menos del 10% compiten en las distintas modalidades deportivas. Este hecho resulta para la ABEC “un tanto curioso, ya que la licencia federativa solo sirve para competir, no siendo obligatorio estar federado para cazar”.