Pasar al contenido principal
"TANTO QUE SE LES LLENA LA BOCA CON LA ESPAÑA PROFUNDA Y ESTAMOS ABANDONADOS"

"Todavía sigo aquí": el cazador atrapado por el temporal nos cuenta su drama

Cuatro días bajo un metro de nieve, sin luz, su madre en quirófano en una operación de vida o muerte, se muere su perro de frío y casi se rompe un tobillo intentando salir de allí.
Miguel estuvo a punto de partirse el tobillo, intentando salir a la desesperada para acudir al hospital junto a su madre. Miguel estuvo a punto de partirse el tobillo, intentando salir a la desesperada para acudir al hospital junto a su madre.

Drama es una palabra que se queda corta para lo vivido estos días por Miguel Huerta Marín, el cazador atrapado bajo un metro de nieve en Estables, municipio español de la provincia de Guadalajara en el que se vio solo, incomunicado, sin luz, sin poder salir y con el agravante de recibir la llamada de sus hermanos, para avisarle que su madre había sido hospitalizada de urgencia y se enfrentaba a una operación de vida o muerte. Lo peor es que a pesar de sus llamadas al 112, nadie acudía en su auxilio para quitar algo de nieve y liberarle a él y a sus perros, de los cuales Taison, no ha logrado sobrevivir al asedio de la nieve. "Todavía sigo aquí, porque con el hielo la furgoneta de los perros no sale y no quiero dejarlos aquí, pero al menos con el todoterreno podría salir si pasara algo grave", nos cuenta aún desde Estables, de donde no ha podido salir desde el 20 de enero. 

Hemos hablado con este cazador, tricampeón de España de la modalidad de San Huberto, dos veces segundo y una tercero, que además ha sido 10 veces campeón autonómico, campeón de la Copa Federación del año 2019, tercero del Mundo en 2018 y subcampeón del Mundo 2019 individual y tercero del Mundo por equipos en el mismo año. Pero su más que reconocida trayectoria se ha visto empañada por la pérdida de Taison, su perro, que le ha llevado a tantos podios y le ha acompañado durante miles de horas de campo, que enfermó durante el aislamiento por el temporal y falleció a causa del frío. Nos lo cuenta el propio Miguel, que todavía se está recuperando de la pesadilla en la que intentando huir a la desesperada, para acudir junto a su madre, casi se parte un tobillo “y lo he contado hoy por primera vez, para no preocupar a mi familia”.

Lo primero darte las gracias por atendernos, sabemos que ha sido toda una pesadilla y nos imaginamos que aún estarás recuperándote de estos días. ¿Cómo comenzó todo? 

“Resulta que el día 20 de enero a eso de las tres de la tarde, se puso a nevar en Estables. Yo estaba aquí entrenando a mis perros preparándome el campeonato autonómico de San Humberto de Madrid. El día 21 amaneció todo nevado pero pensé que se iba a cortar y me quede para seguir entrenando un poco a mis perros, y aunque había nieve, pero por lo menos para que pudieran correr. Viendo el panorama y que no paraba de nevar, por la tarde avisé al 112 a decirle que por favor, pasasen los quitanieves por si tuviese que salir corriendo de aquí por si acaso nos quedábamos incomunicados, pero aquí no vino nadie.

Por la tarde prácticamente de noche, les volví a llamar. En ese momento uno de mis perros se empezó a poner malo y era impracticable esto, no se podía salir de aquí y además se estaba congelando la carretera. Como era poco, recibí la llamada de mis hermanos para decirme que a mi madre la tienen que operar de urgencia, prácticamente de vida o muerte y yo sin poder salir de aquí, un agobio tremendo. Volví a llamar al 112 y me dijeron que sí, que ya están avisados y que vendrán. 

No nos queremos imaginar lo que tiene que ser recibir esa llamada y sin poder hacer nada… ¿Qué hiciste?

Esta foto me la acabo de sacar y es que el día 22 intentado quitar la nieve, que era hielo prácticamente porque se había congelado del frío, tras enterarme de que estaban operando a mi madre. Intente salir a la desesperada y me caí. Casi me rompo el tobillo, se me puso como una bota y ahora me queda el moraton, que ya no es nada, pero lo he tenido fatal. No se lo he querido ni comentar a mis familiares hasta hoy, porque no quería que se preocupasen más aún, pero ha sido horrible. 

Moraton del pie de Miguel

Y para colmo uno de tus perros más queridos se te puso malo esa misma noche…

A eso de las tres de la madrugada se me fue la luz. El perro que se me había puesto malo, Taison, lo tenia con una manta eléctrica para darle calor y al irse la luz, nada, imposible… Amaneció el perro muerto, que desgraciadamente Taison era el campeón de todos mis perros, ha sido campeón de todo y ha subido a lo mas alto del podio siempre. 

Al día siguiente ya decidí denunciar esto por las redes sociales porque aquí no venia absolutamente nadie y había un metro de nieve. Estaba yo solo en todo el pueblo y tenía que cargar el móvil con la batería de la furgoneta.

Tyson, perro de Miguel que falleció esos días.

 

Desde luego que tu denuncia ha corrido como la pólvora y habrá servido para que ayudasen a otra gente, porque no serías el único en la misma situación. ¿Te sirvió para que te hicieran caso?

Ese video se hizo viral en poco tiempo y se pusieron en contacto conmigo desde un partido político, en concreto Vox. Me llamó Ángel López Maraver, que me dijo que estaba en Fitur pero que venía para acá corriendo al ver la situación que yo tenía. Yo le dije que aquí el problema no es que yo estuviera solo y atrapado, es que mucha gente y gente mayor, estaban solos y atrapados en los pueblos de al rededor y si les pasaba algo, no podían ni pedir ayuda. Era impracticable que pudiera acudir ningún sanitario para poderles atenderles. 

 

Las carreteras estaban imposibles y sin pasar ni un quitanieves. Me pareció patético y penoso, por eso decidir dar la voz de alarma de que todo esto estaba pasando, en la España vaciada, como dicen mucho los políticos, que hay que mirar por ella pero es todo palabreo, es una farsa. Buscan el voto y nada mas que eso. Al menos yo, que no tengo ninguna ideología que me lleve a un partido u otro simplemente pienso que el que lo hace bien, es el que tiene que estar y Vox fue el único que se preocupo de venir a verme y ponerse en contacto. Llegaron por la noche con un coche preparado con cadenas y demás y había bajado bastante la nieve, ellos pudieron entrar al pueblo pero yo tenia aquí mis furgonetas y demás y yo dentro del pueblo, no podía salir de aquí. 

A pesar de todo, de la viralización del vídeo en redes, ¿seguían sin enviar un quitanieves?

Aun así, el día 22 se les avisa otra vez. Algunos familiares y amigos llamaron al 112 para que vinieran a limpiar la carretera, para que pudiera salir y nada, aquí no vino nadie. Pasó la noche del 22 al 23 y tampoco. Se restableció la luz el día 22 a las 5 de la tarde, que por lo menos ya podía poner los radiadores y calentarme un poco y el día 23 por la mañana veo que pasa el quitanieves y me quita la nieve de la carretera de la entrada al pueblo. 

El problema que me encuentro es que claro, el pueblo por dentro aun sigue con un montón de nieve que por la noche se congela y se vuelve hielo, y no puedo sacar la furgoneta. Así que me puse con palas y sal que tengo, echándola como podía para ir abriendo hueco pero es imposible y aquí estoy, con la furgoneta y mis perros que yo obviamente a mis perros no los voy a dejar aquí. Ya he perdido a uno y no los voy a dejar atrás. 

Miguel en un podio

Me da rabia que siempre que he ido a los mundiales he estado orgulloso de mi país representándolo y resulta que aquí nadie mira por nadie. Es penoso que en el 2020 estemos sufriendo estas situaciones. Deberían tomar medidas, he estado hablando con un jefe de la zona de Molina y que estaban colapsados y les falta maquinaria. Y digo yo, podían haber mandado refuerzos de las nacionales que estaban totalmente limpias o algo, alguna solución. Pero es infrahumano dejar a personas aisladas así.

Y todo esto por falta de medios, de organización o un poco de todo. Te dijeron literalmente que estaban colapsados, ¿no?

Lo que veo también penoso y lamentable es que un quitanieves llegue a un pueblo como estaba este, y sea incapaz de entrar a las calles principales al menos para que la gente en casos extremos pudiese salir como ha sido esto. Yo al menos soy joven y me puedo valer, pero una persona mayor es imposible, con el agravante de que se puede caer y literalmente se quedan congelados, porque hacia muchísimo frío.

Según los operarios de las maquinas, me comentaban que no pueden entrar a los pueblos por orden expresa de Diputación porque si cogen una alcantarilla con las cuchillas arman un destrozo, pero vamos a ver, estamos hablando de casos extremos. Que pasa que ¿un bombero no entra en un edifico porque hay fuego? ¿por si se quema? Evidentemente no voy a culpar a los operarios, porque ellos cumplieron las ordenes, pero en casos extremos, para ayudar a personas, se hace lo que sea y esto es una puta realidad. O cambian las normas o cambian la filosofía, pero la España profunda que tanto quieren aquí no va a venir nadie y esto cada vez se esta despoblando más por estos casos, porque estamos abandonados