Pasar al contenido principal
En la provincia de Lérida

Prohíben cazar zorros en zonas con plaga de conejos

Además de en La Mancha, hay otras zonas del país donde la sobreabundancia de conejos trae de cabeza a las autoridades, como es el caso de Lérida, habiendo prohibido la Generalitat la caza de zorros en los enclaves con plaga de conejos.

Los importantes daños  agrícolas que los conejos están provocando en algunas zonas de la provincia de Lérida, sobre todo en cultivos de cereal y frutales, han llevado a la Consejería de Agricultura de la Generalitat a prohibir la caza del zorro.

Esta medida ha sido anunciada en la Comisión de seguimiento del plan piloto de prevención y mitigación de los daños producidos por el conejo, donde, además de la Generalitat, participan cazadores y ayuntamientos, que ha aprobado la decisión de la Consejería.

También seguirán vigentes las medidas acordadas en febrero, las cuales consisten en seguir autorizando la caza en los cotos privados todos los días, así como cacerías nocturnas programadas donde participa el Cuerpo de Agentes Rurales.

Así mismo, el director de los Servicios Territoriales, Ferrán de Noguera, ha señalado que en los pueblos donde los cazadores no puedan comprometerse a cazar con regularidad, se autorizarán de oficio batidas de cazadores de otras zonas.

Desde abril, cuando comenzaron a autorizarse batidas nocturnas y cacerías diarias, se han cobrado unos 3.600 conejos, unos 2.400 en cotos de caza y unos 1.200 en las cacerías nocturnas. Noguera ha apuntado que en el censo realizado en mayo se ha detectado una ligera reducción de conejos, aunque el número sigue siendo elevado al situarse el número en 144 animales por kilómetro cuadrado, por debajo de los 166 registrados en febrero.