Pasar al contenido principal
En Salamanca

Preocupación por los ataques de zorros

Los ataques de zorros a pequeñas explotaciones como corrales de gallinas son algo común en los distritos rurales pero en las últimas semanas este tipo de ataques han aumentado.
gaceta-salamanca-1 Logo La Gaceta de Salamanca.

En la Sierra de Francia muchos son los corrales donde estos animales han matado varios ejemplares y en zonas de huertas y pequeñas explotaciones ganaderas de la comarca mirobrigense como “Las Viñas” se han registrado más ataques.

Desde la delegación territorial de Medio Ambiente se deja claro que no existe ningún tipo de control poblaciones del zorro por lo que es imposible saber si el número de zorros en la provincia ha aumentado respecto a años anteriores. La única medida que se toma para el control cinegético de las zonas naturales es hacer pequeños rastreos con perros madriguera para controlar su población en la época de caza menor desde febrero a marzo y así “dar un respiro” a las especies menores a las que ataca como conejos y liebres dejando así que estas sigan su ciclo normal de reproducción y cría. La especie tiene una protección de tipo básico y no existen batidas para este animal. Es una especie cinegética es decir que se puede cazar.

Al no existir información oficial sobre este tipo de problemas todo se basa en conjeturas, una de ellas sería la falta de caza lo que les obligaría a salir de los montes para estar más habitualmente en los corrales aunque expertos en fauna como el técnico de la Fundación Naturaleza y Hombre, Juan Pérez, explican que “el zorro es un animal oportunista no tiene que estar muy aguzado por el hambre para atacar si ve posibilidad de comer lo hará”.

El mismo técnico explica que no se ha detectado en las reservas de su fundación ningún tipo de incremento de esta u otra especie y que puede tratarse simplemente de una visión “subjetiva” por parte de los que sufren los ataques.