Pasar al contenido principal
En Murcia y Castellón

La plaga de conejos y jabalíes pone en serio peligro los cultivos

Los agricultores reclaman una gestión cinegética urgente. Cabras o venados, pero sobre todo jabalíes y conejos están causando tremendos daños en los cultivos de Murcia y Castellón, dos de las zonas más afectadas por la sobrepoblación.
conejos y jabalíes Murcia Los daños por conejos se están recrudeciendo en zonas de Murcia y Castellón.

No existen leyes de confinamiento para las especies silvestres. La fauna está generando desde hace semanas importantes destrozos en los cultivos de la Región de Murcia. La menor presión humana a causa de las medidas impuestas por el Estado de Alarma está provocando que la situación se agrave para los agricultores.

Proliferan daños de cabras monteses, arruís, corzos, ciervos… Pero por encima de todo, los jabalíes y, muy especialmente los conejos, son las especies que más abundan en los campos murcianos. El objetivo de los animales está siendo la cebada, los cítricos, los almendros y los frutales.

La queja principal llega por parte, entre otros lugares, de 10 municipios murcianos que están declarado como zona de Emergencia Cinegética. Abarán, Albudeite, Blanca, Campos del Río, Mula y Yecla han sido los últimos en sumarse, concretamente el pasado 13 de marzo. Anteriormente, los problemas ya venían siendo redundantes en Fortuna, Abanilla, Molina de Segura y Archena.

La orden de emergencia cinegética tiene vigencia hasta octubre, pero la caza está paralizada en Murcia como en el resto del país. “El problema está en que con el estado de alarma la actividad de la caza se ha suspendido y estamos viviendo un 'boom' de natalidad entre los conejos de monte que, como no logremos frenar ahora, podremos tener serios problemas de salud”, apuntan desde COAG Murcia. La proliferación de conejos, según los agricultores, está propiciando también la presencia de garrapatas, lo que impide el trabajo en muchas fincas de la región.

conejos y jabalíes Murcia

En los cultivos de cítricos de Molina de Segura, los conejos están causando verdaderos estragos. Muerden el riego por goteo, destrozan los troncos y las raíces para hacer sus madrigueras, y se comen las cortezas. Esto provoca que los árboles se sequen y se echen a perder.

Por tanto, los agricultores se han puesto en contacto directamente con el Gobierno murciano y con los cazadores para acometer una solución. Exigen control poblacional, ya sea mediante captura con hurones, con escopeta o con el uso de perros. “Contando con todas las medidas de seguridad para evitar contagios por coronavirus, queremos emplear a grupos de cuatro cazadores para las fincas más afectadas”, señalan desde COAG.

En otros puntos más cercanos a los espacios montañosos, los daños llegan por parte de jabalíes, arruís o cabras. En lugares concretos como ña Venta del Pino, en Cehegín, varias cabras arrasaron recientemente con la mitad de una plantación de almendros, en total unos 1.500 árboles.

Jabalíes y conejos en Castellón

En la provincia de Castellón, los agricultores también alertan de las consecuencias del repunte de conejos y jabalíes. Es el caso de lugares como Vall d’Uixó, Onda, L´Alcora o Burriana. En muchos de estos puntos, ya se venían repitiendo los daños agrarios antes del confinamiento.

conejos y jabalíes Murcia

Igual que en Murcia, los agricultores de Castellón le van a pedir a la Consejería del ramo que autorice controles de forma excepcional para paliar las importantes pérdidas. Desde el sector cinegético se constate que se ha incrementado la presencia de especies silvestres no solo en los campos, sino también en los entornos urbanos. Los cazadores han recordado además que en 18 municipios de la región hay sobrepoblación de conejos.