Pasar al contenido principal
En La Rioja

Pillan a un furtivo sin carnet, drogado y con animales vivos y muertos en el maletero

El furtivo no tenía carnet de conducir, ni licencia y estaba bajo los efectos de las drogas. En el maletero del coche llevaba palomas y conejos muertos, además de una garza imperial viva, especie considerada protegida.
Pillan a un furtivo sin carnet, drogado y con animales vivos y muertos en el maletero Los animales muertos hallados en el maletero del coche del furtivo (foto: Guardia Civil).

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Calahorra (La Rioja) acusado, entre otros delitos, de furtivismo. El hombre, de 46 años, fue pillado conduciendo su vehículo sin carnet. Además, se encontraba bajo los efectos de las drogas y no tenía licencia ni permiso para abatir piezas.

En el interior del coche, los agentes hallaron un arma lista para su uso, dos conejos y una paloma, todos muertos. Asimismo, el hombre había capturado una garza real que estaba viva, la cual está considerada una especie protegida.

furtivo drogas Calahorra

Una buena colección de delitos

El suceso, según detalla la Benemérita, ha ocurrido en el punto kilométrico 358,5 de la N-232, a la altura de Calahorra, cuando los agentes de Tráfico observaron la circulación irregular de un turismo de la marca Opel.

En la inspección se encontró al arma de aire comprimido con bolas de acero del 5.5. Después comprobaron que no tenía carnet ni licencia, y constaban antecedentes por furtivismo e infracciones relacionadas con las drogas. Al ser sometido a la prueba, dio positivo en anfetaminas. Cuando se encontraron los animales en el maletero, el suceso fue puesto en conocimiento del Seprona.

furtivo drogas Calahorra

Ambas unidades de la Guardia Civil, tras instruir las diligencias penales, las pusieron a disposición de la Autoridad Judicial. Además, remitieron las infracciones administrativas a la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica del Gobierno de La Rioja.

En cuanto a la violación de la Ley de Caza, el furtivo acumula un total de cinco delitos graves: carecer de licencia; transportar en el coche un arma lista para su uso; practicar modalidades no autorizadas, llevar piezas muertas y no tener seguro de responsabilidad civil. Por todo ello, se enfrenta a pena de prisión de 6 meses a 2 años, o multa de 8 a 24 meses.

Además, hay que sumarle el resto de delitos viales: conducir un vehículo teniendo retirado el permiso (pena de prisión de 3 a 6 meses, multa de 12 a 24 meses, o de 31 a 90 días de trabajos comunitarios); conducción de vehículo a motor bajo los efectos de las drogas (1.000 euros y la retirada de seis puntos del permiso de conducir).