Pasar al contenido principal
En Abanilla (Murcia)

Pillado 'in fraganti' tras capturar varias aves de forma ilegal

El furtivo fue sorprendido en Abanilla (Murcia) después de capturar de forma ilegal varias aves fringílidas (jilgueros y pardillos). Se enfrenta a un delito contra la protección de la flora y la fauna, y una pena de 6 meses a dos años de prisión.
Fringilidos Murcia furtivo Uno de los ejemplares capturados por el furtivo en Abanilla.

La Guardia Civil ha detenido a un hombre en el marco de la 'Operación Los Baños', después de haberle pillado ‘in fraganti’ con seis aves fringílidas, capturadas todas ellas de forma ilegal. Ha ocurrido en la Región de Murcia, en la localidad de Abanilla. El Juzgado de Instrucción de Cieza se está encargando del caso.

Las investigaciones empezaron el pasado día 8 de febrero. Los miembros del Seprona iniciaron un operativo de vigilancia tras el inicio de las pesquisas. En una de las patrullas, los agentes de la Guardia Civil detectaron a un hombre que estaba capturando fringílidos. Para ello, utilizaba una red de libro de unos cinco metros. En el momento de ser pillado, en el artefacto habían caído cinco jilgueros y un pardillo común

Por estos hechos, el presunto furtivo se enfrenta ahora a un posible delito relacionado con la Protección de la Flora, Fauna y Animales Domésticos. Las aves fueron recuperadas por los agentes del Seprona y entregadas al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle, en Murcia, con el objetivo de ser reintroducidas en el entorno. La Guardia Civil también intervino el resto de elementos utilizados por el furtivo.

Las penas por este tipo de delitos están entre los seis meses y dos años de prisión, o bien una multa económica de ocho a veinticuatro meses. A ello hay que sumar la inhabilitación por un período que iría entre los dos y los cuatro años.

Actualmente, en la Región de Murcia, las fringílidas cuentan con un régimen de protección especial y no pueden ser capturadas.