Pasar al contenido principal
En la comarca de Campo de Peñafiel (Valladolid)

Detenidos cinco furtivos que capturaban liebres de madrugada

Los furtivos fueron interceptados de madrugada en plena acción. Desde sus vehículos recorrían el terreno destrozando los cultivos y utilizaban tres galgos para capturar las liebres.
Furtivos Valladolid Algunas de las piezas intervenidas a los furtivos en Valladolidad (Guardia Civil).

Cinco hombres han sido detenidos en la provincia de Valladolid por furtivear liebres con ayuda de galgos. Los delincuentes, con edades comprendidas entre los 22 y los 35 años, actuaban durante la noche desde un vehículo todoterreno.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de los hechos a través de varios vecinos. Al parecer, alertaron a los agentes de numerosos daños en los cultivos de los municipios del Valle de Esgueva y Campo de Peñafiel, los cuales podían deberse a la acción de furtivos. A raíz de estos avisos, la Benemérita de Valladolid pone en marcha un operativo para dar con los culpables. Así, se preparan varios dispositivos de vigilancia en la zona.

La madrugada del pasado 23 de enero, las investigaciones dan sus frutos. Los cinco furtivos fueron pillados por el Seprona de Peñafiel llevando a cabo su práctica delictiva desde un todoterreno en un campo de labranza de Castrillo de Duero. Los cinco delincuentes circulaban por el terreno cultivado en zigzag mientras intentaban localizar liebres con los faros del coche. Desde la parte trasera, donde transportaban los galgos, los soltaban para capturar las rabonas que aparecían.

Operación ‘Red Dot’

La detención de estos delincuentes se enmarca dentro de la Operación ‘Red Dot’, la cual se está llevando a cabo a nivel nacional por el Seprona. Los agentes llevan a cabo labores de vigilancia y se apostan en lugares donde se cree que pueden tener lugar acciones relacionadas con el furtivismo.

En el caso de Peñafiel, las infracciones pueden conllevar multas cercanas a los 4.000 euros. La Guardia Civil ya ha trasladado las denuncias a las autoridades competentes en la materia, contra la Ley de Caza de Castilla y León y contra la Ley de Protección de Animales de Compañía.

Juicio por abatir un ciervo en León

En otro orden de cosas, el próximo 13 de febrero arranca un juicio oral por el supuesto abate ilegal de un ciervo en una finca de León. Los hechos tuvieron lugar entre diciembre de 2014 y enero de 2015, ya que no se conoce la fecha exacta, en la localidad de Villomar.

Según la Fiscalía, el acusado disparó contra un venado “sin estar debidamente autorizado”. A causa de ello, el animal tuvo que ser sacrificado posteriormente. El ejemplar fue valorado en 852 euros, aunque el propietario del acotado no reclamó daños al respecto.
 
El fiscal ve aquí indicios de delito contra la fauna, y argumenta que “procede imponer una pena de seis meses de multa a razón de 10 euros de cuota diaria”.