Pasar al contenido principal
En La Puebla de Cazalla (Sevilla)

Dos detenidos por furtivear conejos con un galgo

Los dos furtivos fueron pillados con las manos en la masa, después de haber matado varios conejos. Para ello, utilizaban un galgo y no tenían ni permiso del terreno ni licencia.
Dos detenidos por furtivear conejos con un galgo Imagen de los conejos inteceptados por la Policia (foto: Ayuntamiento de la Puebla de Cazalla).

La Policía Local de La Puebla de Cazalla, en Sevilla, detuvo el pasado 8 de junio a dos hombres que estaban furtiveando conejos en un campo de la localidad. Ambas personas fueron sorprendidas con las manos en la masa. En el momento de ser pillados, ya tenían en su poder varios conejos muertos.

Para llevar a cabo su infracción, los dos furtivos utilizaban un galgo con el que se ayudaban a capturar los ejemplares. Ninguno de los hombres tenía permiso para realizar la actividad, ya que ahora el conejo se encuentra en veda. Asimismo, carecían de licencia o de cualquier otra autorización por daños.

Furtivo conejos sevilla

Según ha informado el propio Ayuntamiento de La Puebla de Cazalla, los agentes de la Policía pudieron identificar a los dos furtivos y les denunciaron por cometer un delito contra la Fauna y la Flora recogidas en la Ley de Caza.

Furtivos nocturnos de conejos

También hace algunas semanas, la Guardia Civil detuvo en Zaragoza a otro furtivo que estaba matando conejos sin autorización. El hombre actuaba de madrugada en el momento en que fue interceptado por los agentes. En aquel caso, el delincuente iba en compañía de otras dos personas que también fueron denunciadas.

Para cometer el delito, intentaron convencer a los agentes que estaba realizando control de plagas, aunque no presentaron ninguna autorización al respecto. Antes, le habían mentido a un vigilante diciéndole que estaba buscando a un perro que se les había perdido.

En el momento de la detención, llevaban dentro de su vehículo un rifle con visor y bípode, un trípode, focos de iluminación, un reclamo electrónico y una caja con munición.