Pasar al contenido principal
NUEVO GOLPE AL FURTIVISMO DE AVES EN UNA SEMANA

Detenido un furtivo por abatir 131 aves protegidas usando 236 trampas ilegales

Los agentes del Seprona detuvieron a un hombre en Sevilla sospechoso de realizar capturas ilegales de aves insectívoras y en la inspección encontraron todo un arsenal.
Aves decomisadas por los agentes del Seprona de la Guardia Civil. Aves decomisadas por los agentes del Seprona de la Guardia Civil.

Haciendo “movimientos extraños”, moviéndose de arriba a abajo reiteradamente, fue como localizaron los agentes del Seprona a este individuo en medio de la marisma de Los Palacios, en la provincia de Sevilla. Fue precisamente su extraña forma de moverse lo que alertó a los agentes de la unidad del Seprona de la Guardia Civil, que momentos después se personaron donde se encontraba el sospechoso. 

Era un hombre de 61 años de edad, que se enfrenta a un supuesto delito por atentado contra la flora y la fauna, así como por el uso de métodos de captura no selectivos e ilegales. Cuando los agentes procedieron a identificarle, realizaron una inspección ocular en los alrededores de donde se encontraba el hombre, encontrando un verdadero arsenal de captura. 

En total los agentes decomisaron 236 trampas metálicas, -también conocidas como ‘perchas’-, reclamos electrónicos instalados en diferentes puntos y finalmente, recogieron 131 aves insectívoras muertas, catalogadas como especies protegidas y atrapadas con los métodos ilegales de captura. Todo ocurrió en la Sección Primera de Marisma del término municipal de Los Palacios y Villafranca, durante un operativo del Seprona contra este tipo de delitos. 

La semana negra de los cepos

A principios de semana compartimos una información similar, que supuso un varapalo al furtivismo en Cádiz. En total la operación gaditana se saldó con 3 investigados, 87 cepos ilegales y 45 ejemplares de especies protegidas. Los autores de estos delitos se enfrentan a penas parecidas, con el agravante de que entre las aves se encontraron numerosos ejemplares de especies que están catalogadas como “en peligro de extinción y vulnerables a la extinción”.