Pasar al contenido principal
Para cumplir la normativa de prevención de gripe aviar

Controles a los patos de reclamo

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana iniciará el 13 de junio en Els Valls, en Pinedo los días 17 y 18, el 27 en Sueca y el 4 de julio en Xeraco, las pruebas de control sanitario de los patos de reclamo que usan los cazadores de esta autonomía.
Control_PatosReclamo_M Carmen Domínguez, veterinaria de la FCCV (a la izquierda), anilla un pato junto a otra veterinaria.

Se cumple así con la resolución del 9 de septiembre de 2014 de la Dirección General de Producción Agraria y Ganadería de la Generalitat Valenciana, que quiere tener controlado el censo de estas aves como prevención ante la gripe aviar.

La resolución establece que sea la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana (FCCV) la entidad responsable de llevar a cabo los análisis con un veterinario habilitado, que también realizará informes sobre los lugares donde habitan los cimbeles o reclamos vivos. Por este motivo, el pasado miércoles tarde directivos y veterinaria de la Federación se reunieron en El Palmar con una veintena de representantes y presidentes de cotos limítrofes del Parque Natural de L’Albufera para explicarles la normativa y cómo se va a llevar a cabo el análisis y control de los señuelos.

En el encuentro, la veterinaria de la Federación, Carmen Domínguez, explicó que “la orden implica un mayor control de los patos utilizados como reclamo, que podría evitar la propagación y el sacrificio de muchas aves, en caso de gripe aviar”. En cuanto al procedimiento, señaló que los controles deben realizarse antes del inicio de la temporada de caza y que el cazador que posea patos de reclamo debe estar federado. Por su parte, la Federación establecerá cuatro puntos de análisis en la autonomía, aunque “de ser necesario por el volumen de cimbeles a muestrear, se establecerán otras fechas en dichos puntos”, ha matizado Domínguez.

Los patos de reclamo que sean polluelos o no tengan anilla deberán pasar el análisis de heces que descarte gripe aviar, y llevar anilla y microchip, al igual que un máximo de dos patos que ya hubieran sido analizados y anillados en la temporada anterior. Estas dos aves serán seleccionadas aleatoriamente el primer año y en años sucesivos, los controles se realizarán entre las restantes. Los patos anillados y microchipados que pierdan su anilla, no deberán someterse a un nuevo análisis, tan sólo deberá incorporarse una nueva anilla.

Además, según esta resolución administrativa, es necesario comunicar a la veterinaria las bajas de los cimbeles, para que ésta, tras analizar al animal, pueda comunicar a Sanidad la causa de su muerte o desaparición del lugar de cría de los patos de reclamo. Sanidad dispondrá de esos resultados y de los datos de la FCCV, que ha establecido unas tarifas por ave muy ajustadas para poder cumplir la normativa.

Es necesaria la colaboración del cazador en este proceso, dado que aquéllos que no participen, no podrán utilizar los cimbeles en esta temporada de caza. Los cazadores pueden consultar telefónicamente las dudas técnicas con Carmen Domínguez en el 665064547.