Pasar al contenido principal
La plaga arrasa las cosechas de Burgos

Los conejos "en peligro de extinción" causan pérdidas de más de 6 millones de euros

Los agricultores de Burgos estiman que se han perdido ya 3 millones de euros y 16.000 millones de kilos de cereal. Pero la situación irá a peor verano, cuando se perderá la segunda siembra, también por valor de 3 millones.
Plaga conejos Burgos Se esperan pérdidas de otros 3 millones de euros en la próxima cosecha.

La situación de muchos agricultores de Burgos es de absoluta desesperación. Y la causa no es otra que la ingente plaga de conejos que asola sus campos, ese ejemplar que acaba de ser catalogado recientemente como “especie en peligro de extinción”.

La primera cosecha de 2020 ya es historia. Según Asaja, esto ha supuesto unas pérdidas de 3 millones de euros para los propietarios solo en esta provincia. El desastre ya es visible. En estos campos, los tallos deberían tener unos 10 centímetros de altura, pero en cambio, la tierra está desierta y totalmente arrasada.

Plaga conejos Burgos

Pero lejos de frenarse aquí, la situación aún tiene visos de agravarse. Esteban Martínez, responsables de la entidad agraria, suma otros 3 millones de euros a lo que ya se han perdido. Cuando empiece a brotar la segunda siembra de cara al verano y, teniendo en cuenta las buenas previsiones meteorológicas, los campos también quedarán de nuevo asolados por la plaga si no se toman medidas urgentes.

En estos momentos se han visto afectadas 4.000 hectáreas y más de 16.000 millones de kilos de cereal. Es una pequeña parte de las más 25.000 que hay en toda la región. No obstante, en esas fincas arrasadas, hay algunas familias que aglutinan todas sus propiedades, por lo que se han quedado en una situación ruinosa.

El problema se extiende no obstante. Como hemos señalado, el buen tiempo primaveral favorecerá la reproducción de las hembras y será prácticamente imposible luchar contra estas densidades conejeras. “Cuando acaban con una zona se van a otra, sobre todo al ser cada vez mayor el número de ejemplares que hay por esa rápida gestación, lo que hace imposible acabar con ellos si no se toman medidas desde todos los frentes y urgentes”, argumentan desde Asaja Burgos.

"Déjense de bromas como la de proponer que el conejo y el jabalí sean especies protegidas como si fueran a extinguirse, cuando ambas pueden verse campar a sus anchas hasta en las ciudades..."

 

En las distintas reuniones mantenidas con las administraciones los afectados no dejan de reclamar medidas, entre ellas, la caza. Pero como bien afirma Asaja, aunque se concedan permisos especiales, algunas áreas son “no cinegéticas”. Asimismo, debido a la tremenda sobrepoblación, los cazadores no dan siempre abasto.

Precisamente, sobre el Estado recaen gran parte de las responsabilidades según señalan los agricultores que, al final, siempre son los grandes damnificados. “Son Adif o Fomento, con sus terraplenes bajo las vías o carreteras las que dan cobijo a estos animales, a los que hemos pedido que los mallen para evitar que entren o que salgan los que están ya dentro”, lamenta Asaja Burgos.

Plaga conejos Burgos

“Y por favor, déjense de bromas como la de proponer que el conejo y el jabalí sean especies protegidas como si fueran a extinguirse, cuando ambas pueden verse campar a sus anchas hasta en las ciudades...”, se queja finalmente la entidad agraria. Sin duda, una de las quejas más reiteradas y, a la vez, un argumento que refleja fielmente la realidad.