Pasar al contenido principal
SU CAZA PODRÍA VERSE AFECTADA

¿Está el conejo realmente en peligro?

En la actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas, el conejo se ha catalogado como especie “en peligro”, aunque en algunas zonas se ha declarado la emergencia cinegética por su superpoblación.
Las poblaciones de conejo de monte han caído en un 70% a nivel global. Las poblaciones de conejo de monte han caído en un 70% a nivel global.

Ante la noticia de que la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza ha declarado al conejo como una especie en peligro de extinción en España, la Federación Extremeña de Caza se ha manifestado alegando que:

  • Desde Fedexcaza creemos que se trata de una decisión poco rigurosa, cuando en muchas zonas de España se considera una plaga y la propia UICN dice que es necesaria una monitorización para conocer su estado, algo que debería ser un paso previo.
  • Esperamos que no tenga consecuencias para el sector cinegético, que lleva tiempo tomando medidas y aplicando serias reducciones en su caza, incluso suspendiendo las capturas en muchos cotos, aportando muchos fondos propios a la recuperación de esta especie. Fondos que se aplican a la mejora de los hábitats y el control de la predación.

A pesar de todo ese trabajo, hasta ahora el sector ha sido incapaz de recuperarlo por las enfermedades que afectan especialmente al suroeste de la Península y por la excesiva predación que sufre. Llevamos ocho años demandando medidas urgentes para recuperar el conejo, ya que entendemos que es una especie esencial tanto para el sector como la recuperación de las especies protegidas.

Queremos que se apueste por la recuperación del conejo, pero esa apuesta debe ir de la mano del sector cinegético. El mejor ejemplo es Extremadura, una región con unas poblaciones de conejo especialmente mermadas y donde sólo hay una buena densidad de conejos, precisamente, en zonas cinegéticas en las que se está trabajando de manera intensa.

El conejo "en peligro"

Tras la última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas que ha elaborado la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el conejo ha pasado a catalogarse como “especie en peligro”, ya que según los datos globales, este organismo estima que las poblaciones de la especie a nivel mundial han caído un 70%. El principal motivo para el declive del conejo han sido las enfermedades de la mixomatosis y la hemorrágico vírica, pero la degradación de los hábitats culpa de la agricultura a gran escala podría ser otro de los factores influyentes.

Las principales zonas de distribución del conejo de monte son España, Francia y Portugal, por lo que en nuestro país esta catalogación afectaría directamente a los planes de gestión de la especie. Dentro del territorio nacional, la distribución del conejo es completamente diferente según las zonas, estando algunas consideradas en emergencia cinegética por los graves daños que provocan sus altas poblaciones en agricultura.

Quién mueve los hilos

Como no podía ser de otra manera en este tipo de decisiones, las aportaciones de los grupos ecologistas han tenido mucho peso para la toma de la resolución final. La situación en España del conejo es tan poco homogénea, que la medida podría tener unas importantes “repercusiones negativas” para el sector cinegético, según ha declarado la Federación Extremeña de Caza

Desde Fedexcaza han insistido en que “desde hace muchos años”, el sector de la caza ha invertido mucho dinero y recursos en la recuperación de la especie, a lo que hay que sumar medidas como “autoimponerse además limitaciones”, en los lugares donde la especie está amenazada. En este sentido Fedexcaza ha querido expresar su preocupación y advertir que esta medida, no debe servir de excusa para incidir de forma negativa sobre el sector cinegético. 

Aragón, el otro extremo de la balanza

La Comunidad Autónoma de Aragón es una de las más afectadas por la plaga de conejos,  y el martes 8 de Octubre, el Gobierno de Aragón aprobó una serie de medidas extraordinarias, que se corresponden a un plan de emergencia para la contención de la plaga de conejos que azota la comunidad. El Consejo de Gobierno del Ejecutivo aragonés aprobaba este decreto-ley, que obligaba en un plazo de 30 días tras su entrada en vigor, a adoptar un "Plan de medidas de intensificación de la caza del conejo” a los titulares de los cotos caza que se encuentren dentro de los 118 municipios incluidos en el Anexo II del Plan General de Caza de Aragón

Entre las medidas de este plan se encuentran la eliminación de la necesidad de disponer de autorización para la tenencia de hurones, la licitación de la caza con luz nocturna o la obligación de cazar al menos 20 días al mes en cada coto.