Pasar al contenido principal
La Mesa Gallega por la Caza amenaza con emprender acciones legales

Los cazadores, indignados por un artículo cargado de odio hacia el sector

Un artículo de opinión escrito por Chicho Outeiriño en el periódico La Región, desde la ignorancia y cargado de odio hacia la caza y los cazadores, ha provoca indignación, rechazo y en el colectivo cinegético gallego.
Articulo_Cazadores_Region_M Cazadores en el monte en los momentos previos a una batida.

Parece claro que la veda contra el colectivo cinegético está
abierta y a esta moda se suman cada vez más los "palmeros” de la
desinformación, como es el caso de este diario que ha publicado en sus
páginas una tribuna insultante para un colectivo de más de 40.000 gallegos.

La Mesa Gallega por la Caza considera que este periódico
debería plantearse seriamente la repercusión negativa que pueden sufrir muchos
de sus lectores, "que tienen en sus manos dejar de colaborar con este medio
escrito", apunta la entidad en un comunicado.

"Falsas insinuaciones, descalificaciones, mentiras y hasta
insultos se permiten en un artículo que desprende aversión y desprecio hacia el
colectivo cinegético por los cuatro costados y en el cual se le consienten al
autor calificativos vejatorios refiriéndose a los cazadores como plaga,
exterminadores de vida, depredadores o comparándolos incluso con las
actuaciones "nazis" porque, según el susodicho, el campo es un territorio en
guerra.

Dado que al autor se le permite el insulto y la
descalificación gratuita, con la complicidad del diario, la Mesa se permite la
licencia de aclararle algunos conceptos de cara a su próximo artículo de
opinión.

"La caza no es ningún deporte de matar al que usted dice
odiar. La caza es gestión, la caza es una pasión inherente al ser humano, la
caza es control de poblaciones, la caza es un recurso más en el medio rural
gallego, la caza es economía,  la caza es
minimizar daños, tanto en cultivos, como en prevención de accidentes de
circulación... Y si todo eso le parece poco, la caza es compañerismo, es
solidaridad, es unión… Es todo eso y más, algo que usted muy probablemente
nunca alcance a entender", aclara de forma rotunda en su nota la Mesa Gallega dirigéndose a Outeiriño. 

Cazador gallego en el monte.

"Y si grave es la ignorancia de opinar acerca de una
actividad con total desconocimiento de la misma, más repugnante resulta aún
comprobar la mala fe de dirigirse a quienes la practican bajo calificativos
como: guerreros dominantes, exterminadores de vida o incluso comparando a los
cazadores con nazis", prosiguen desde esta asociación.

"Mención aparte requiere informar a todos los lectores,
incluidos los de La Región, que a pesar de las falsas acusaciones del
columnista, donde prácticamente tilda al colectivo de tener "licencia para
matar"
, la caza es una de las actividades más seguras de las que se practica en
el medio natural, con un índice de siniestralidad muy bajo, aunque le pese a
algunos como este individuo".

Por todo ello y, tras hacer pública su indignación, la Mesa Gallega
por la Caza está estudiando la posibilidad de iniciar acciones legales para
esclarecer si las acusaciones vertidas pudiesen ser constitutivas de algún tipo
de delito.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.