Pasar al contenido principal
En Mollina (Málaga)

Cazadores andaluces retiran media tonelada de basura del monte

Varios miembros de la Sociedad de Cazadores de Mollina en Málaga, limpiaron el monte de basura, además de retirar también algunos electrodomésticos. Unas labores que los cazadores llevan a cabo cada año.
Cazadores andaluces retiran media tonelada de basura del monte Los cazadores retiraron latas, vidrios, plásticos y algunos electrodomésticos abandonados.

La Sociedad de Cazadores de Mollina (Málaga) retiró el pasado domingo 7 junio media tonelada de basura. Fue en el paraje natural de la Sierra de la Camorra durante una jornada de limpieza organizada por el propio colectivo cinegético mollinato, como parte de las labores de gestión y cuidado del monte al comienzo de la época estival.

Un total de diez cazadores se organizaron en una jornada en la que recogieron aproximadamente 500 kilos de residuos consistentes en latas, vidrios y plásticos. Incluso procedieron a la retirada de dos frigoríficos abandonados en las inmediaciones de un paraje de referencia en el municipio de Mollina y en la propia comarca de Antequera.

Estas labores de gestión y limpieza, que se multiplican en estos días entre las sociedades de cazadores, son cruciales en este momento, previo a la época estival, para prevenir los incendios forestales. No en vano, los cazadores españoles destinan 54 millones de euros anuales a labores relacionadas con la prevención de incendios, según el informe ‘Evaluación de Impacto Socio-Económico de la Caza en España’ elaborado por Deloitte para la Fundación Artemisan.

"En época de veda, en la que no está permitida la caza, los cazadores siguen yendo al monte para su cuidado y gestión. Una labor insustituible y que demuestra, una vez más, que la actividad cinegética es mucho más que salir al campo con una escopeta. La caza social es todo el año e implica la conservación del medio natural que los cazadores sienten como parte de su vida", ha señalado José María Mancheño, presidente de la FAC, quien ha destacado la labor de la Sociedad de Cazadores de Mollina en este caso.

Una labor constante

Aunque estas labores de cuidado y conservación se llevan a cabo durante todo el año, en los meses estivales los casos se multiplican por toda la geografía española. Son momentos donde el agua y el alimento escasean. Por ello, los cazadores ya llevan tiempo nutriendo el monte para el beneficio de toda la fauna.

Hace algunos días, traíamos varios casos de cazadores y guardas de cotos construyendo comederos y bebederos para los animales en varios puntos del país. Como decimos, imágenes que se repiten cada año y que seguiremos viendo en los próximos meses.