Pasar al contenido principal
Contempla varias restricciones importantes

El borrador de la Orden de Vedas de la C. Valenciana es un ataque directo al colectivo

Algunas de las medidas que contempla el borrador son desproporcionadas, como la prohibición de caza de la liebre y perdiz roja en las zonas comunes o las restricciones horarias impuestas a los cotos. Las alegaciones ya están en marcha.
El borrador de la Orden de Vedas de la C. Valenciana es un ataque directo al colectivo La caza de la perdiz y de la liebre contemplan importantes restricciones en el borrador.

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha mostrado su oposición frontal al borrador de la Resolución de la Orden General de Vedas, por el que se fijan los períodos hábiles y las normas de caza para la temporada 2020/2021. La entidad ha presentado alegaciones y está a la espera de conocer si se han tenido en cuenta a la hora de redactar el texto definitivo, que previsiblemente se publicará en los próximos días.

El presidente de la Federación de Caza, Raúl Esteban, después de que se haya filtrado el borrador de la Resolución, ha mostrado su total disconformidad con una normativa que considera un “ataque directo al colectivo cinegético” y ha afirmado que “la Federación de Caza, que siempre ha tendido la mano a la Administración, no va a tolerar estas decisiones unilaterales que afectan a tantos cazadores, cuando somos los primeros que trabajamos por la supervivencia de las especies”. “Los criterios a la hora de plantear una gestión cinegética deben ser puramente técnicos y no dejarse llevar por un ideario político”, ha lamentado. De hecho, Esteban ya trasladó su malestar a la Consellera de Agricultura de la Comunidad Valenciana, Mireia Mollà, durante la celebración telemática del Consejo de Caza Autonómico.

Algunas alegaciones ya se han admitido

Algunas de las alegaciones presentadas ya se han admitido e incluido en el texto provisional, como el que se permita la caza del estornino pinto, especie en expansión que se quería prohibir también, o la reducción del periodo hábil de la media veda, que se va fijar finalmente en el 13 de septiembre, en lugar de hasta el día 6 como contemplaba el texto inicial.

Sin embargo, hay otras muchas alegaciones que la Federación de Caza espera que se tengan en cuenta, pues muchas de las medidas adoptadas son “insuficientes y desproporcionadas”.

Se solicita, entre otras cuestiones, modificar la prohibición de caza de la liebre y perdiz roja en las zonas comunes, tal y como recoge el borrador, pues “no se ha tenido en cuenta a los cazadores con menos recursos económicos y no puedan permitirse pagar un pase de un coto o que el término municipal al que pertenece no disponga de monte”.

Por otro lado, el presidente de la Federación de Caza critica las reducciones horarias contempladas en la caza de la perdiz roja y la liebre. Según la norma, los cotos se verán obligados a limitar su actividad hasta las 14 horas o, en su lugar, acortar la temporada a un máximo de 10 semanas de duración, lo que supondría “una intervención en la gestión propia de los clubes y sociedades de cazadores”.

Se suspende la caza de la tórtola

En cuanto a la media veda, se mantiene la suspensión de la tórtola europea. Una decisión que a Raúl Esteban le sorprende porque “a la Federación de Caza, como máximo representante del colectivo, no se le ha trasladado ni se conoce el verdadero impacto que ha tenido la moratoria de un año en la Comunidad Valenciana y sigamos siendo prácticamente la única Comunidad Autónoma en la que no se puede llevar a cabo aprovechamiento alguno de esta especie”.

Desde la Federación de Caza, “apelamos al sentido común y reclamamos una resolución justa, basada en informes técnicos que justifiquen las medidas adoptadas”. Raúl Esteban concluye que “vamos a seguir luchando como única entidad por los intereses de los cazadores y por defender nuestra pasión, y en su caso adoptaremos todas las medidas necesarias de orden social y jurídico, incluidas las movilizaciones que creamos convenientes”.