Pasar al contenido principal
Debido a los daños ocasionados en campos e infraestructuras

Autorizan la caza del conejo en vías pecuarias de Toledo

La Junta de Castilla-La Mancha ha autorizado la caza del conejo con hurón, capillo o redes sin perro en terrenos no cinegéticos de Toledo. Desde hace tiempo, los animales están causando graves daños en los cultivos e infraestructuras de la zona.

Cerca de 90 municipios de la provincia ya fueron incluidos como zona de emergencia cinegética hace unas semanas. Una catalogación que incluyó a más de 270 poblaciones del resto de la comunidad autónoma. Ahora, debido a la enorme cantidad de solicitudes recibidas y a la necesidad de agilizarlas, la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se ha visto obligada a poner en marcha esta autorización en vías pecuarias.

Según el Documento Oficial de Castilla-La Mancha, las medidas de control establecidas se realizarán en el interior de las vías pecuarias donde habiten los conejos. Según la resolución, los titulares del aprovechamiento cinegético por el que discurran estas zonas o limiten con ellas, están autorizados a sofocar las plagas.

En un principio, el período de control comprende hasta el 31 de marzo de 2019 y limita el número de cazadores por grupo a un máximo de cuatro.

Los daños provocados por el conejo de monte traen de cabeza a muchos agricultores, no solo manchegos, sino también de otras comunidades.

No es la primera vez que la Junta de Castilla-La Mancha se ve obligada a tomar esta determinación. Los constantes perjuicios originados por esta especie, ya empujaron a la adopción de medidas similares en pasados ejercicios. La preocupación sigue aumentando entre los afectados. Mientras, la gestión cinegética parece que es por el momento la mejor forma de combatir este problema.