Pasar al contenido principal
No serán oficiales hasta la publicación de la Orden de Vedas

Aquí tienes las fechas de caza 2018-19 de la Comunidad Valenciana

El 22 de febrero, dos meses antes que en 2017 y a petición de la Federación de Caza, se celebró el Consejo Valenciano de Caza, en el que se dieron a conocer las fechas provisionales de caza 2018-19 y unas modificaciones en la Ley de Caza autonómica.

Debido al retraso de publicación de la Orden General de Vedas de la Comunidad Valenciana 2017-18 y los trastornos que provocó, se decidió, a instancias de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana (FCCV), adelantar el Consejo de Caza y, por consiguiente, la publicación de la Orden de Vedas para la próxima campaña.

El acto estuvo presidido por Fran Quesada, nuevo secretario autonómico de la Consellería de Agricultura, Medio Natural, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat, en sustitución de Julià Àlvaro, “recientemente cesado de sus funciones y de infausto recuerdo para los cazadores por su declarada animadversión al mundo de la caza”, apuntan desde la FCCV.

Orden de Vedas 2018-19

Ésta fue la segunda parte de la reunión y en ella Cristóbal Torres, jefe del Servicio de Caza, dio lectura al borrador de la Orden General de Vedas para el próximo curso, que no será definitiva hasta su publicación y cuyas fechas recogemos bajo estas líneas.

Adelanto de fechas de caza en la Comunidad Valenciana para la temporada 2018-19 (modalidades de caza en zonas comunes)..


Adelanto de fechas de caza en la Comunidad Valenciana para la temporada 2018-19 (caza de migratorias en cotos de caza y Zonas de Caza Controlada).

Modificaciones de la Ley de Caza

En la primera de las partes en que se dividió el Consejo Valenciano de Caza, también el jefe del Servicio de Caza y Pesca explicó algunas propuestas de modificación de la Ley de Caza, de gran interés y beneficiosas para el colectivo cazador y en las que la FCCV lleva trabajando desde el año pasado:

  • En la modalidad de espera al jabalí ya no será necesario colocarse a más de 50 metros de un cebadero o aguadero artificial para poder abatir al animal.
  • De igual manera, se podrán realizar cebaderos o aguaderos artificiales para atraer especies migratorias de caza menor (paloma torcaz, tórtola, tordos, etc.) sin necesidad de guardar distancia alguna a la hora de abatir las piezas, siempre y cuando se les dispare en vuelo.
  • También en la modalidad de espera nocturna podrá abatirse cualquier especie de caza mayor, siempre y cuando esté dentro de las autorizadas por el correspondiente plan técnico del acotado.
  • En la realización de ganchos y batidas podrá utilizarse, por cada grupo de diez perros, uno de los clasificados como potencialmente peligrosos.
  • En las zonas comunes, la Administración podrá autorizar la caza de la media veda e incluso alargar la temporada general hasta el 6 de enero, fecha tradicional de cierre en los acotados de la Comunidad Valenciana.

Aprovechando la coyuntura, la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana trasladó a la Administración dos propuestas más:

  • La solicitud que han hecho llegar un gran número de Clubes de Cazadores de la Comunidad, de poder materializar una pequeña zona marginal en sus acotados, donde en temporada general, es decir, del 12 de octubre al 6 de enero, llevar a cabo un número reducido de sueltas de perdiz, sin la obligatoriedad de tener que aclimatar durante 15 días las perdices, antes de su suelta, tal y como actualmente marca la normativa.
  • Que a efectos del cálculo de las rentas cinegéticas, las especies que se abatan para prevenir daños a la agricultura, como viene ocurriendo en la actualidad con las capturas de conejo y jabalí en un gran número de acotados, o en menor medida de cabra montés, cierva, etc. su valoración sea cero. Es decir, ya que estamos llevando a cabo una labor social, en beneficio de un tercero, que no nos penalicen a la hora de calcular la Administración los cánones que anualmente nos cobran por cazar en los montes públicos.