Pasar al contenido principal
Las plagas afectan a numerosos cultivos

274 municipios de Castilla-La Mancha, en emergencia cinegética por los daños del conejo de monte

La Junta de Castilla-La Mancha ha catalogado a 274 municipios de la región como zonas de emergencia cinegética temporal debido a los daños ocasionados por el conejo de monte. Se trata de un problema que deja graves consecuencias en los cultivos.

La Resolución establece diferentes métodos y plazos en función de las zonas:

En terrenos cinegéticos:

- Captura mediante hurón y capillo o redes sin perro, hasta el 31 de marzo de 2019.

- Captura mediante hurón o escopeta, durante los siguientes períodos:

  1. Desde la fecha de publicación hasta el 31 de marzo, sin perro.
  2. Del 1 de junio al 15 de agosto de 2018. A partir del 1 de agosto, con perro.

En este tipo de espacios, el número de cazadores por grupo será como máximo de cuatro.

En terrenos no cinegéticos  (zonas de seguridad viarias o dominio público hidráulico):

- Captura mediante hurón y capillo o redes sin perro, hasta el 31 de marzo de 2019.

Aquí, el número de cazadores por grupo será también de cuatro como máximo.

El texto dicta también que el control se considerará autorizado cuando se comunique en la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de cada provincia con una antelación mínima de 24 horas. Para ello, los interesados deben seguir el permiso que figura en la propia Resolución. Si tras haber finalizado el procedimiento, los problemas que lo originaron persisten, se debe volver a comunicar un nuevo período de control.

Preocupación entre los agricultores

Esta cuestión trae de cabeza a muchos agricultores, que ven como sus campos de olivos, almendros, viñedos o cereales son arrasados por unas plagas que se han convertido en incontrolables. En estos casos, la gestión cinegética se convierte en una de las soluciones más acertadas y eficaces.

Sobre ello se han hecho eco los medios de comunicación. En este caso, os traemos un vídeo de los informativos de Castilla-La Mancha, que refleja la gran preocupación que cunde entre los agricultores de la región.