Pasar al contenido principal
Tres linces han muerto en el tramo Villanueva de la Reina-Andújar

WWF exige eliminar el punto negro para los linces de la autovía A4

La organización ecologista WWF ha denunciado la muerte de tres linces en un mismo tramo de la autovía Sevilla-Madrid en menos de un año, y ha exigido al Ministerio de Fomento que repare “urgentemente” el vallado que discurre por dicho tramo.
lince ibérico

Según WWF, el último ejemplar atropellado fue encontrado por la Guardia Civil el pasado viernes, justo en el mismo punto negro –en concreto, es el tramo entre Villanueva de la Reina y Andújar, en Jaén- donde había muerto otro ejemplar el 20 de marzo. A estos dos linces hay que sumar la muerte de "Greco" en la primavera de 2012 a escasos cuatro kilómetros.

La organización ecologista considera “imprescindible” poner fin a la sangría de linces. Para ello, ha remitido un escrito a la Ministra de Fomento y va a solicitar una reunión urgente del grupo de trabajo de carreteras en Andalucía, en el que exige la participación de la delegación territorial responsable de esta área y que se adopten medidas urgentes.

WWF subraya la importancia de esta zona, ya que a ambos lados de la autopista se ha asentado desde mediados de 2011 una pequeña población de linces, que ha llegado a alcanzar los cinco individuos y en la que se ha constatado la reproducción el año pasado.

Un problema ya denunciado

La peligrosidad de este punto negro para los linces ya fue analizada en marzo en Sevilla, en una reunión entre Fomento, ADIF, Consejería de obras públicas, Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y WWF. Durante este encuentro, a pesar de las buenas intenciones, ni se concretaron las acciones a realizar, ni se contó con la participación de la Delegación territorial con autoridad en esta zona.

De forma previa a esta reunión, en el verano de 2012, el equipo de la Junta de Andalucía del proyecto Life revisó la infraestructura y encontró desperfectos tanto en el vallado perimetral como en los drenajes, lo que permite el acceso a la calzada de la fauna. “Este informe fue remitido al ministerio de Fomento para que procediese a su reparación y/o mejora, sin que se haya hecho nada al respecto hasta la fecha”, señala WWF.
Ramón Pérez de Ayala, del Programa de Especies en peligro de WWF España, ha señalado que “el mantenimiento de los vallados es una obligación del Ministerio que no puede ser obviada, y el momento de crisis actual no debe utilizarse como excusa para no realizar este tipo de actuaciones”.