Pasar al contenido principal
que consigue rematar en el último momento

VÍDEO: Un jabalí herido ataca a un cazador, que acaba trepando a un árbol

Un jabalí carga contra un cazador durante una batida. El animal sale del espesor del bosque y al detectar la presencia del hombre, carga contra él y ataca en varias ocasiones.
El animal en el momento del ataque. El animal en el momento del ataque.

Como cada mes de febrero, las caracolas dejarán de retumbar por nuestros montes hasta el mes de octubre. Se acaba el olor a migas, cuero, huevos fritos y jaras, a las jornadas monteras y a los lances de ensueño. Tocan a su fin los días de caza mayor, en un ciclo que acompaña al de las cornamentas de los venados. Pero si hay algo que engancha de verdad y despierta pasiones entre los cazadores durante la temporada montera, son los lances de jabalí. 

Es una especie que indudablemente tiene algo que la hace única en montería. La intensidad de cada lance y los nervios que son capaces de desatar, combinados con el peligro que suponen en muchas ocasiones, dan una inyección tremenda de adrenalina, que acaba por convertirlos en la especie cinegética predilecta de muchos aficionados. Lances a larga distancia, o a tan corta como en el vídeo que se muestra a continuación.  

Las batidas de jabalí en países de centroeuropa, no son muy diferentes de las del norte de España por ejemplo. Apostados en el suelo generalmente o sobre torretas de madera, los cazadores esperan que los perros, normalmente unas cuantas colleras, desencamen guiados por su excelente nariz de sabueso a los jabalíes de sus escondites. El problema es que los jabalíes, en ocasiones cargan con toda su energía contra el cazador y dejan escenas de tanto peligro como esta.

Este tipo de caza además se lleva a cabo en los bosques de Europa central, donde los puestos suelen ser cerrados y los tiros, hay que encajarlos en los estrechos márgenes que dejan los árboles en hilera. Son tiros donde afinar y saber elegir el momento exacto, son factores fundamentales para poder culminar los lances con éxito. El protagonista de las imágenes se ve sorprendido por un jabalí que cuando quiere darse cuenta, ya tiene encima con intención de atacar. Un lance que te hará vibrar de emoción.