Pasar al contenido principal
Un ejemplar para deleitarse

VÍDEO: ya hay ganas de corzos… ¡Y más con un macho tan bonito como éste!

Tenemos que reconocer, como hemos hecho en muchas ocasiones, que hay pocos ejemplares que nos proporcionen emociones tan únicas e irrepetibles como los jabalíes en monterías y batidas.
Corzo_bonito_ganas_G Este corzo, en poco tiempo, bien podría ser un ejemplar de ensueño para todo amante del 'duende'.

Como ejemplo, tenemos el reciente vídeo que hemos publicado en este medio donde un cochino casi se ‘come’ a un cazador y éste, con gran maestría, lo acaba abatiendo a bocajarro.

 

Pero hay vida más allá de los guarros. Y dentro de las muchas especies que conforman el panorama cinegético, los corzos también ocupan un lugar especial. Ahora, además, las ganas van claramente en aumento porque la época del capreolus se va acercando y ya somos muchos los que estamos contando los días para salir a esos ansiados recechos.

 

La pasión corcera en nuestro país no es algo nuevo, sino que ya viene de lejos. Pero cada año parece ir en aumento, siempre en paralelo a las crecientes poblaciones de corzo que, además de los problemas de sobrepoblación que ya conocemos, también atrae a multitud de cazadores.

 

Pues bien, para hacer un poquito más llevaderas esas últimas semanas de espera antes de salir a recechar ‘duendes’, os traemos un regalo. Se trata de un vídeo que sirve para reflejar, una vez más, la belleza de la que hacen gala estos animales. Y es que hay pocas cosas equiparables dentro del panorama cinegético.

 

El bonito ejemplar en cuestión es captado durante largo rato, cerca de un minuto, lo que nos permite deleitarnos con sus atributos. A pesar de su bonito trofeo, se trata de un corzo joven y que todavía puede desarrollarse. Por lo tanto, creemos que sería conveniente no convertirlo en objetivo cinegético a corto plazo.

 

 

El animal, como bien se puede apreciar, tiene una cuerna muy perlada y bastante bien formadaa, con una gran simetría. Sin duda, se trata de un corzo que, en poco tiempo, bien podría ser uno de esos animales soñados por todo amante del ‘duende’.