Pasar al contenido principal
Ha ocurrido en Estados Unidos

VÍDEO: dos cazadores liberan un ciervo que había quedado atrapado en una valla

Uno de los cazadores graba cómo el animal había quedado aprisionado en una valla por una de sus patas. Mientras, su compañero lo libera y, de forma sorprendente, el ciervo se deja incluso acariciar.
Cazadores liberan ciervo Después de ser liberado de forma ejemplar, el ciervo se dejó acariciar por el cazador.

Los cazadores tenemos que lidiar a menudo con colectivos contrarios que se empeñan en criminalizar nuestra actividad. No obstante, la verdadera cara se demuestra a menudo con hechos. Cuando hay que volcarse con el cuidado de la fauna silvestre y del medio natural, ningún otro colectivo llega a la altura del venatorio. Ni en dinero gastado y, mucho menos, en cantidad de tiempo invertido en conservación.

En las últimas horas, está apareciendo un nuevo vídeo que demuestra quiénes son los verdaderos garantes del medio ambiente y sus especies. Otro rescate de un animal protagonizado, como no, por cazadores.

El suceso ha ocurrido recientemente en Estados Unidos, según ha publicado Telecinco. En mitad del monte, dos cazadores iban andando cuando se encontraron con un joven ciervo cola blanca en apuros. El animal se había quedado atrapado en una valla por una de sus patas y sus esfuerzos por escapar resultaban infructuosos.

Ante dicha situación, la respuesta de los cazadores volvió a ser ejemplar. Mientras uno de ellos inmortaliza la escena con su teléfono móvil, el compañero libera la pata el ciervo de la alambrada. Lo hace con sumo cuidado para tratar de hacerle el menor daño posible.

Sorprendente reacción del ciervo

Pero lo más sorprendente viene después. Estamos habituados a ver rescates de este tipo y, nada más poner las cuatro patas en el suelo, los ejemplares suelen salir a la carrera. En este caso, la reacción del animal fue un tanto inesperada. Y es que se dejó incluso acariciar durante un rato por su rescatador. Como se puede ver en las imágenes, el pequeño cola blanca se muestra muy cercano y busca la mano del cazador, que trata de sosegarlo acariciándole entre la cornamenta.

Cualquier otra persona podría haber liberado a este ciervo de su agonía. Por ejemplo, recordamos el caso viral de unos ciclistas que salvaron un venado de un aljibe inundado por las riadas en Granada. Pero la mayoría de las veces, los autores de estos rescates forman parte del colectivo cinegético. Porque los cazadores somos uno de los grupos que, a través de un contacto directo y constante con el campo, más comprometido está con la conservación del medio rural.