Pasar al contenido principal
El vídeo fue grabado en el transcurso de una montería

Van a rematar a cuchillo un venado, y se les escapa de las manos

Que la caza es una práctica que encierra una serie de riesgos es algo que nadie puede poner en cuestión, por eso nuestros actos en el monte deben estar presididos siempre por la prudencia para no llevarnos sorpresas desagradables como la de este vídeo.

Aunque la fauna cinegética ibérica no cuenta con especies estrictamente peligrosas, ésas que dan sentido a la caza peligrosa o dangerous game, no podemos perder de vista los peligros que suponen nuestros jabalíes y venados heridos, sobre todo en modalidades como la montería y la batida, donde no se les puede perder de vista ni un segundo porque no dudan en atacar a cazadores, perreros y canes.

Y no digamos si vamos a protagonizar un remate a cuchillo, recurso venatorio que se ha de dominar a la perfección para estar seguros de si se puede o no llevar a cabo. Lo normal es entrar a rematar cuando los perros tienen bien agarrada la res, por detrás y sin que advierta nuestra presencia, pero en ausencia de éstos y si la acción no entraña peligro para nadie, más que con cuchillo, resulta conveniente, por eficacia y seguridad, el remate con el rifle o la escopeta.

No es el caso de los cazadores de este vídeo, grabado durante una montería y en cuyas imágenes, en un monte de jaras, vemos cómo se acercan a un ciervo herido y echado en el suelo. Dispuesto uno a rematarlo a cuchillo mientras otro lo agarra por los cuernos, y filmado todo por un tercero a poca distancia, en cuanto el venado siente el contacto en su cuerna se levanta como un resorte y emprende la huida, llevándose con él al cazador que lo sujeta por el trofeo.

En vista de la fuerza que aún le queda al animal y ante la imposibilidad de sujetarlo tras haber sido tirado al suelo, el joven, haciendo caso al que porta el cuchillo, termina soltándolo, viendo los tres actores cómo escapa el ciervo entre las jaras delante de sus narices. "Te podía haber hecho algo", son las últimas palabras que se escuchan.