Pasar al contenido principal
Ni herido consiguen pararlo

Un jabalí acorazado. ¡El vídeo, aquí!

Nuestro buen amigo y colaborador Cesáreo Martín nos ha hecho llegar este vídeo en el que se demuestra que los jabalíes son duros como pocos animales. A pesar de ir tocado, este ejemplar consigue huir de la ‘ensalada’ de tiros que le mandan en una batida.
JabaliHuye_Video_P

Imágenes como las que vemos en este vídeo de caza, grabadas en una cacería de cochinos, hablan por sí solas de la dureza de estos animales, sin duda las grandes estrellas de nuestras monterías, batidas, ganchos y resaques. Y es que a pesar de la cantidad de disparos que recibe este ejemplar tras abandonar la espesura y aventurarse en campo abierto, a pesar también de que alguno de ellos logra hacer blanco y provoca que el jabalí vaya con los cuartos traseros descolgados durante su frenética carrera, finalmente el animal, casi milagrosamente y demostrando un coraje que lo dignifica como rival cinegético, gana lo que parece un cañaveral, donde tal vez morirá a causa de las heridas, o será agarrado por los perros, o... Respecto a los cazadores, que comienzan a tirar una vez la posición del cochino no entraña peligro para otros monteros y batidores, señalar en su descargo que muchas veces los lances que parecen más sencillos, en realidad no lo son, y que para acertar a un jabalí a la carrera con cambios de dirección hay que estar muy atentos y duchos en el manejo del arma.