Pasar al contenido principal
El MITECO asume política forestal y refuerza bodiversidad

Teresa Ribera tendrá competencias sobre caza

El MITECO dirigido por Ribera se hace con las competencias de política forestal, que hasta ahora estaban en manos de Agricultura. También reforzará su poder en asuntos de biodiversidad. Ambas materias afectan directamente a la caza.
Teresa Ribera caza Ribera durante un turno de intervención en el Congreso de los Diputados.

Este pasado martes 28 de enero se aprobó en el Consejo de Ministros la nueva estructura del Ministerio de Transición Ecológica dirigido por la anticaza Teresa Ribera. En cuestión de semanas, cuando se publique el Real Decreto, el MITECO asumirá la política forestal, que hasta el momento recaía en Agricultura, la cartera que ostenta Luis Planas.

La política forestal tiene relación directa con la caza, pues de ella dependen cuestiones de fauna y aprovechamientos cinegéticos. En este sentido, dichas competencias dependerán de la nueva Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación. También se ha confirmado la creación de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental. Ambas entidades reforzarán pues las políticas medioambientales y de biodiversidad que la anticaza Teresa Ribera pretende llevar a cabo.

Según ha explicado el MITECO en nota de prensa, esta nueva estructura hace “más efectiva” la consecución de los objetivos del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez y refuerza las competencias de la biodiversidad y lucha contra la despoblación. “La biodiversidad supone además una importante herramienta para el desarrollo de políticas ante el reto demográfico y la despoblación en el territorio”, defiende el MITECO.

Además, el ministerio dirigido por Ribera tendrá entre sus competencias tomar medidas para poner freno al problema de la ‘España Vaciada’. Se ha creado también para ello la Secretaría General para el Reto Demográfico, de la que dependerá la Dirección General de Políticas contra la Despoblación.

Ribera, cada vez con más poder

Desde su entrada en el Gobierno, Teresa Ribera ha sido una de las personas fuertes del Ejecutivo. Como adelantamos hace algunos meses, Pedro Sánchez tenía la intención de darle más poder a la anticaza, una noticia que se confirmó recientemente con su nombramiento como vicepresidenta para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Teresa Ribera nunca ha ocultado su marcado carácter anticaza. En una entrevista concedida a Onda Cero en 2018, afirmó abiertamente que si de ella dependiera, prohibiría la caza. "Me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza", sentenció la ministra.

Recientemente, Teresa Ribera ha asestado dos duros golpes al mundo de la caza, como informaos ya en Cazavisión. Primero blindó el lobo ibérico al sur del río Duero y, poco después, puso en marcha el fin de la caza de la tórtola, condenando a la especie a su extinción.