Pasar al contenido principal

¿Tendremos un nuevo Parque Nacional?

La Junta de Andalucía está últimando la propuesta definitiva que remitirá al Ministerio de Medio Ambiente para consensuar de forma conjunta la superficie del que sería el tercer parque nacional de Andalucía, el de la Sierra de las Nieves.
sierra-de-las-nieves-M Web del parque natura Sierra de las Nieves.

Los técnicos de la Delegación provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio trabajan desde hace meses en el documento que, debido a un cambio de la ley de parques nacionales el año pasado, ha habido que modificar con el retraso de prácticamente un año que eso ha conllevado.

No está resultando tarea fácil y así se lo hicieron saber el jueves pasado a los miembros de la junta rectora del parque natural Sierra de las Nieves en una reunión, en la que se explicó que el documento está aún en plena redacción y que se está haciendo en paralelo a la renovación del plan de ordenación de este espacio que también serviría de base para la gestión del futuro parque nacional pero que la nueva ley tampoco exige. La razón de este retraso es que la modificación de la legislación ha obligado al Gobierno autonómico a tener que aumentar en 2.000 hectáreas más la superficie de la propuesta que ya había elaborado y entregado el año pasado para que la Sierra de las Nieves sea declarada parque nacional. Y es que, además de implicar cambios en la tramitación del procedimiento de incorporación a la Red de Espacios Nacionales, la ley actual determina que la superficie propuesta para formar parte de este selecto club de joyas naturales debe ser mínimo de 20.000 hectáreas, a diferencia de las 15.000 exigidas hasta ahora.

La propuesta inicial de la Junta incluía un territorio ya consensuado de casi 18.000 hectáreas de este entorno para ser declarado parque nacional y que en el 90% eran terrenos públicos. Ahora ha habido que volver a revisar sobre el mapa las opciones posibles por el inconveniente de disponer de más superficie con los valores naturales que se exigen para ello y que además no sea monte privado por los inconvenientes que eso pudiera suponer en la negociación con los propietarios. Sobre todo, con los cotos de caza puesto que los requisitos para considerar un espacio como parque nacional exigen taxativamente la prohibición de cazar en todo el territorio protegido.

La superficie propuesta constituía el núcleo de las áreas más extensas que actualmente conforman el parque natural y la Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves. La Junta no ha revelado de momento qué superficie concretamente será incluida, aunque parece seguro que en la nueva propuesta que se envíe de nuevo al Ministerio de Medio Ambiente no estará incluida parte de Sierra Bermeja, un espacio que una plataforma científica defiende que sea también considerado dentro del futuro parque nacional de la Sierra de las Nieves debido a la presencia de la mayor concentración de peridotita -rocas de origen plutónico- que se conoce.

Los técnicos de la Delegación provincial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio buscan ampliar la superficie de los alrededores del perímetro ya marcado. Es decir, los términos municipales que se incluirán en el plan de ordenación de los recursos naturales del parque natural de la Sierra de las Nieve seguirán siendo Casarabonela, Alozaina, Guaro, Ojén, El Burgo, Istán, Monda, Parauta, Ronda, Tolox, Yunquera y Benahavís.

Pero aun en el supuesto de que a finales de año se envíe la propuesta definitiva al Ministerio, la tramitación hasta la declaración de parque nacional se avecina larga. Primero, porque habrá que esperar a la formación del nuevo Gobierno que resulte tras las elecciones generales del próximo 20 de diciembre y segundo porque la propuesta requerirá ser avalada por varios informes de distintas administraciones antes de ser aprobada de forma definitiva.