Pasar al contenido principal
Contra la Ley de Caza de CLM y según la Federación autonómica

“Rotundo fracaso” de la manifestación de Toledo

De “rotundo fracaso” ha sido calificada por el sector cinegético la manifestación convocada en Toledo por las organizaciones ecologistas contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha.
manifestacion-madrid-2008 Cazadores durante la manifestación celebrada en Madrid en 2008.

Para los representantes del mundo de la caza ello demuestra que la “demagogia no ha calado en la sociedad castellanomanchega” y nos remiten a los datos que “hablan por sí solos”. Frente a las 300.000 personas de la manifestación convocada en Madrid en defensa de la Caza en 2008 o las 50.000 que se reunieron el pasado año en Sevilla, la unión de todos los grupos ecologistas en apoyo a la manifestación celebrada el viernes en Toledo, tan sólo consiguió reunir 600 personas, según los datos aportados por la Delegación del Gobierno. Los representantes de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Atica Castilla-La Mancha, Atica Guadalajara y Aproca, recordaron que “sólo una sociedad de cazadores de la región es capaz de reunir una cifra similar”.

Estas organizaciones han interpretado esta manifestación como "un gran fracaso que pone de manifiesto que la demagogia que lanzan estas organizaciones desde sus despachos madrileños no ha calado en Castilla-La Mancha, donde la caza es una de las principales fuentes de vida y motor de desarrollo rural". Los organizadores de la manifestación expusieron que las 600 personas representaban a 100 entidades, dato que revela dos cuestiones, una, la baja representatividad de ese colectivo y, otro, que las supuestas 115.000 firmas conseguidas en contra de la Ley de Caza “no son de esta región y que son personas de buena fe de otras regiones que han sido engañadas con mensajes demagógicos que nada tiene que ver con la realidad del texto de la actual ley”.

Finalmente, las cuatro asociaciones pidieron a los dos grupos políticos, PP y PSOE que en estos momentos en los que se están negociando las enmiendas a la Ley de Caza presentadas por ambos grupos, éstas no se aborden sin contar con el consenso del sector cinegético.