Pasar al contenido principal
SEVILLA, UNA DE LAS ZONAS DE CAZA MÁS CASTIGADAS

Unos ladrones roban una perra de caza en solo 8 minutos

Ha ocurrido en Arahal, Sevilla, donde los ladrones especializados en perros de caza cometen delitos como este a diario. Los delincuentes tardaron solo 8 minutos para llevarse una galga de una nave.
La galga secuestrada y después devuelta. / Fotografía: Aionsur La galga secuestrada y después devuelta. / Fotografía: Aionsur

El robo de perros de caza sigue siendo una tendencia por desgracia en aumento, sobretodo en zonas como Arahal, un municipio de Sevilla en el que la inseguridad es la tónica diaria y "todos los días ocurre algo", como relataban los cazadores de la zona. “Para los ladrones, Arahal se ha convertido en su barrio”, aseguraban algunos de los afectados. La última víctima fue una galga robada de una nave, que milagrosamente volvieron a dejar días después donde la habían robado. Los ladrones llegaron en un vehículo Ford C Max blanco, aparcaron cerca de la nave, por la parte que da al patio en el que se encontraban los animales y en apenas 8 minutos ya estaban poniendo tierra de por medio con la galga secuestrada. 

 

Secuestro exprés 

 

Tres hombres se bajaron del vehículo para llevarse a la perra, a cara descubierta y a plena luz del día, una evidencia más del descaro que gastan estos ladrones de perros de caza por la zona. Saltaron el muro y procedieron con tranquilidad al robo, dejando el coche preparado para salir rápido si hiciera falta. Todo apunta a que su intención era llevarse más perros, pero la presencia de alguien cerca de la nave les hizo emprender la huida antes de llevar a cabo sus planes. Unos días después el animal apareció donde lo habían robado, pero muchos no corren esa suerte. “Estaba más delgada, pero bien, No tenía heridas ni nada”, contaba el propietario de la galga sustraída. 

 

La devolución de la perra fue otro hecho comentado por la zona, ya que con el mismo descaro que se la habían llevado, procedieron a devolverla. Dos individuos se bajaron del coche sobre las ocho de la tarde cerca de un parque infantil, llevando uno de ellos a la galga en brazos. “Tranquilamente la dejaron en el suelo y uno de ellos comentó que la soltara ya, pero el otro respondió que la dejaría en la misma puerta”, narraba uno de los testigos. 

 

El Arahal, la zona más castigada

 

La nave de la que fue robada la perra se encuentra en una zona de caminos sin asfaltar, pero muy próxima a la carretea A-92, motivo por el que los cazadores sospechan que el Arahal se ha convertido en el destino favorito para perros de caza. La proximidad a la carretera les garantiza una huida rápida,