Pasar al contenido principal
Recién publicada en el Boletín regional

La Rioja ya tiene Orden de Vedas para la temporada de caza 2020-2021

No se podrá cazar la tórtola en La Rioja, ya que el Gobierno regional ha establecido una moratoria. Asimismo, se han ampliado los periodos para la caza del jabalí y el ciervo en batida.
La Rioja ya tiene Orden de Vedas para la temporada de caza 2020-2021 La nueva Orden de Vedas de La Rioja contempla una ampliación de la caza del jabalí.

El Gobierno de La Rioja acaba de publicar en el boletín regional la Orden de Vedas por la que se establecen las fechas y períodos hábiles para la temporada de caza 2020-2021. Todas las fechas en detalle pueden ser consultadas a través de este enlace. Hay varias novedades de interés.

Este año, la media veda arrancará el 15 de agosto y concluirá el 6 de septiembre para todas las especies autorizadas (codorniz, paloma torcaz, urraca, corneja negra, estornino pinto y zorro) excepto para el conejo, cuya caza finaliza el 27 de septiembre. EL objetivo no es otro que mantener a raya la abundante sobrepoblación que amenaza los cultivos de la región.

Moratoria para la tórtola

En muchas autonomías se ha restringido la caza de la tórtola, reduciéndose a cuatro días. No así en La Rioja, que ha establecido una moratoria y este año no se podrá cazar.

La temporada general de menor se extenderá desde el 12 de octubre de 2020 al 31 de enero del 2021. Otra de las novedades es el período de caza de paloma en puesto fijo, que se establece del 13 de octubre al 27 de noviembre. Además, cuando en algún acotado coincida con batidas de jabalí, tendrán prioridad estas últimas.

Caza Mayor

En lo que respecta a la mayor, se amplían las batidas de ciervo y jabalí hasta el 28 de febrero; y las de corzo hasta el 27 de diciembre. La apertura de la general será el 5 de septiembre.

En los recechos de corza se ha autorizado además la caza de jabalí. Según detalla la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, esta decisión se aplica para mantener un correcto estado sanitario de la cabaña ganadera y como medida de prevención ante la Peste Porcina Africana.