Pasar al contenido principal
EL DUEÑO CONTINUABA BUSCANDO A LA PERRA CUANDO LA ENCONTRÓ EL AGENTE

Rescatan una perra de caza tras una semana perdida en el monte

Ha sido un agente medioambiental el héroe que encontró a la perra desorientada y pudo devolvérsela al dueño, que continuaba buscando desesperado en un municipio cercano.
Imagen de la perra tomada por el propio agente en el momento que fue rescatada. Imagen de la perra tomada por el propio agente en el momento que fue rescatada.

La caza es un instinto profundo e innato en los canes, de tal intensidad, que en algunas ocasiones, juega malas pasadas y convierte una jornada de caza en días de angustia para perros y dueños, como fue el caso de esta perra de caza que llevaba desaparecida desde el viernes. Siguiendo un rastro, el can empujado por su instinto terminó tan lejos del punto de partida que perdió la orientación y se extravió por completo. 

Su dueño lleva desde entonces intentando localizar a la perra, saliendo al monte a diario para buscar a su perra, pero sin éxito. Finalmente, un agente medioambiental de la Junta de Castilla y León encontró ha encontrado a la perra una semana después, en el monte del Bierzo, en un robledal cercano a Santibáñez del Toral, en el término municipal de Bembibre. 

El collar que portaba la perra con el número de teléfono del propietario puesto, facilitó la tarea de devolver la perra a su dueño. El agente medioambiental llamó por teléfono y localizó al dueño de la perra de un año, que se encontraba en ese momento buscando a la perra en un municipio cercano. 

 

La perra encontrada por el agente.

 

Los bomberos al rescate

Los cazadores del monte Caviña, en Valdáliga (Santander), vivieron una auténtica pesadilla en la finca Los Pinos que gracias a los bomberos del Parque de Emergencias de Valdáliga tuvo un final feliz. Siguiendo un rastro de jabalí, tres perros de caza cayeron a una grieta de 10 metros de profundidad, de la que no podían salir. “Mediante una varilla que han soldado en forma de gancho, han podido alcanzarlos por el collar a 10 metros en la estrecha torca. Adentrándose 4 metros han logrado salvarlos”, narraba el tweet publicado en la cuenta oficial de los bomberos de Cantabria.

A pesar de lo que los grupos radicales animalistas se empeñan en transmitir a la sociedad, la realidad es que los cazadores se vuelcan con sus perros y son capaces de estar una semana entera buscando un can extraviado, como en estos dos casos que han visto la luz estos días.