Pasar al contenido principal
En Ciudad Real

Rescatan una corza y su cría de morir ahogadas en una piscina abandonada

La corza y su cría habían caído a la piscina de un cortijo abandonado en Viso del Marqués (Ciudad Real). La milagrosa intervención de los agentes del Seprona evitó la muerte de los animales, que regresaron sanos y salvos a su hábitat.
Rescatan una corza y su cría de morir ahogadas en una piscina abandonada Uno de los agentes del Seprona, tras rescatar la corza y su cría.

El Seprona de la Guardia Civil ha rescatado una corza y su cría de morir ahogadas en las inmediaciones del municipio de Viso del Marqués, en la provincia de Ciudad Real. Ambos ejemplares, según ha explicado la Benemérita en nota de prensa, habían caído en una piscina de un cortijo abandonado.

El rescate tuvo lugar hace pocos días cuando los miembros del Seprona realizando sus labores de cuidado y vigilancia del Medio Ambiente. Descubrieron la corza y su cría dentro del estanque, con “evidentes síntomas de agotamiento e hipotermia”.

Sin dudarlo, procedieron al rescate de ambos animales. En primer lugar, sacaron a la cría de la piscina. Seguidamente, uno de los agentes se metió en el agua para sacar a la corza adulta. Ya en tierra firme, la corza y la cría estuvieron un rato recuperándose del agotamiento, para después regresar a su hábitat natural sanas y salvas.

Más rescates de fauna

El trasvase Tajo-Segura es uno de los puntos negros donde más animales mueren cada año. Hace poco, narrábamos el rescate de un corzohttps://www.cazavision.com/noticia/caza-mayor/nuevo-rescate-evita-corzo-muera-ahogado-trasvase-tajo-segura que había caído al canal a su paso por Almonacid de Zorita, en la provincia de Guadalajara. La intervención de los miembros del Seprona evitaron la muerte del ejemplar.

Pero también los cazadores han demostrado su valía y compromiso en este tipo de sucesos. Además de denunciar la terrible realidad a la que está expuesta mucha fauna, actúan para evitar males mayores.

Los cazadores son, de largo, el colectivo que más especies rescata en este tipo de infraestructuras. Miguel Huerta, un joven cazador conquense es uno de esos héroes. Aquí podéis recordar su historia.