Pasar al contenido principal
fundamental para la toma de decisiones en la gestión de la especie

Primer censo conjunto de oso pardo en Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León

Un estudio que permitirá conocer finalmente la realidad de la población de osos que habita la Cordillera Cantábrica, en el momento de mayor expansión de la especie en los últimos 50 años.
Primer censo conjunto de oso pardo en Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León Oso pardo cantábrico ((Ursus arctos).

La realidad del oso pardo en la Península Ibérica ha cambiado abismalmente en los últimos años. De ser una especie prácticamente al borde de la desaparición, los osos han conseguido colonizar los montes de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León, donde su presencia es cada día más notoria y los avistamientos se producen casi a diario en algunas zonas. 

Ahora, las cuatro comunidades de la Cordillera Cantábrica donde habitan los osos pardos, realizarán un censo conjunto de sus poblaciones coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y contará con el asesoramiento del CSIC y la Universidad Autónoma de Barcelona. La Xunta de Galicia lo ha calificado como “un gran reto” y el objetivo común, es conocer la realidad exacta de los osos que habitan en la región norte peninsular. 

Un censo clave para la gestión de la especie

El censo se desarrollará siguiendo una misma metodología en todas las comunidades, que consistirá en una primera fase de toma de muestras no invasivas, como excrementos y pelo, entre el 1 de septiembre y el 15 de diciembre de 2020. A partir de las muestras se trazará un perfil genético de cada ejemplar y posteriormente, en una segunda etapa de trabajo, se analizará el grado de conectividad entre los núcleos de la población y el parentesco entre los ejemplares.

“Con las técnicas de individualización genética se podrán conocer con precisión las características determinantes de la ocupación del territorio, de todos los segmentos de población del oso pardo cantábrico y los patrones de ocupación del territorio de los individuos concretos”, explican en el diario La Voz De Asturias. Un estudio que alumbrará un conocimiento preciso y actualizado del estado de salud de las poblaciones de oso cantábrico, que permitirá adaptar mejor la estrategia de gestión y facilitar la toma de decisiones en esta materia.