Pasar al contenido principal
En Gredos (Cáceres)

Pillan a un furtivo que había construido un puesto sobre un árbol en una reserva de caza

El furtivo fue sorprendido por el Seprona cuando se disponía a abandonar el lugar. Había construido un puesto en lo alto de un árbol, además de un chozo. Ha ocurrido en la reserva de caza ‘La Sierra’, en Extremadura.
Pillan a un furtivo que había construido un puesto sobre un árbol en una reserva de caza Además del chozo, el furtivo había construido un puesto en lo alto de un árbol (foto: Guardia Civil).

La Guardia Civil ha detenido a un furtivo delinquiendo en la reserva de caza ‘La Sierra’, dentro del entorno de Gredos. Concretamente, se ubicaba en las inmediaciones del municipio cacereño de Tornavacas.

La investigación arrancó cuando la Benemérita tuvo conocimiento de "repunte significativo de intrusiones furtivas" en la citada reserva.

El hombre, al que se le acusa de varios delitos contra la flora, fauna y animales domésticos, no tenía ningún tipo de autorización para llevar a cabo esta acción y fue pillado in fraganti por los agentes del Seprona. En el momento de la detención, el furtivo abandonada el lugar.

Modus Operandi

La Guardia Civil ha detallada en nota de prensa la forma en que actuaba el furtivo. Al parecer, en el paraje donde fue sorprendido, se había construido un chozo a modo de refugio. Asimismo, también había ubicado un puesto en lo alto de un árbol para realizar esperas ilegales y poder controlar mejor el entorno. En el lugar, los agentes hallaron también un comedero artificial “destinado a atraer a las piezas de caza mayor”.

Furtivo reserva caza la sierra

Para su acción furtiva, el detenido utilizaba un rifle que llevaba instalado un visor, material que fue intervenido. Cuando fue pillado, no había abatido ningún ejemplar. No obstante, como hemos citado, al hombre se le imputan dos delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos relacionados con el furtivismo.

Detalla la Guardia Civil que el enclave donde tuvo lugar la acción furtiva está catalogado como espacio natural protegido con la denominación de 'Sierra de Gredos y Valle del Jerte', lo que “agrava la comisión de este tipo de conductas delictivas”.