Pasar al contenido principal
En Alanís, en la Sierra norte de Sevilla

Pillados 9 furtivos mientras celebraban una montería ilegal

La Guardia Civil sorprendía a los nueve delincuentes con un arsenal de munición, al menos un ciervo abatido, numerosos cuchillos y un puñal de remate montado en una lanza.
Pillados 9 furtivos mientras celebraban una montería ilegal Parte del material incautado por la Guardia Civil. / Fotografía: Teleprensa.com

Los hechos se produjeron el pasado 18 de octubre en Alanís, municipio de la comarca de la Sierra Norte de la provincia de Sevilla. Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, sorprendía a nueve furtivos mientras daban una montería ilegal. Los agentes se percataron de que en la sierra de Alanís, se estaba celebrando un acto de caza mayor, sin que hubiese ninguna montería ni batida autorizada en el término en esa fecha. Al presentarse en el lugar, los agentes detuvieron a los nueve individuos cuando se disponían a abandonar la zona.

El Seprona logró interceptar hasta 33 perros, 6 dispositivos de comunicación por radio, munición (cartuchos bala), siete escopetas, un ciervo abatido y varios cuchillos entre los que destacaba una lanza de remate llena de sangre. Comprobando la documentación, comprobaron que se trataba de una batida ilegal en un coto del que tampoco eran socios.

Los furtivos fueron identificados y ahora se enfrentan a penas por numerosas infracciones de la Ley de Caza, del reglamento de Armas y a condenas que oscilan entre los 600 y los 60.000 euros. Todo el colectivo de cazadores condena estos hechos y espera que caiga sobre ellos todo l peso de la Ley.