Pasar al contenido principal
Tras la declaración del Estado de Alarma

Piden al Gobierno que declare la caza como actividad esencial de forma urgente

El nuevo Estado de Alarma abarcaría casi la totalidad de la temporada de caza. Como ya se demostró en el anterior confinamiento, el control poblacional es fundamental para evitar daños agrícolas, prevenir accidentes y frenar las enfermedades.
Piden al Gobierno que declare la caza como actividad esencial de forma urgente Salvador Illa y Fernando Simón durante una rueda de prensa (foto: RFEC).

La Real Federación Española de Caza ha vuelto a reclamar al Ministerio de Sanidad y al de Agricultura que, de forma urgente, declaren la práctica de la caza como “actividad esencial”, para que no quede sometida a las restricciones de movilidad impuestas en estos momentos en distintos ámbitos territoriales. De igual forma, las distintas Federaciones Autonómicas de Caza están tramitando con apremio en sus respectivas comunidades esta declaración oficial.

La Federación ha recordado a los Ministerios que una menor actividad cinegética, provocada por la imposibilidad de desplazamiento de los cazadores, implicará un grave problema ecológico, económico y sanitario. La ausencia de control en la fauna silvestre afectará muy negativamente a producción agroalimentaria, facilitará la transmisión de enfermedades al ganado doméstico e incrementará los accidentes de tráfico.

Además, ha recalcado la necesidad de que la temporada cinegética se desarrolle con normalidad, siempre cumpliendo todas las medidas y protocolos sanitarios. Se ha incidido también en las gravísimas pérdidas económicas y de empleo que tendrá una menor actividad cinegética sobre los municipios rurales, ya muy afectados por la pandemia.

Caza actividad esencial

Ignacio Valle, presidente de la RFEC, ha señalado que “llegaremos hasta donde haga falta para que se declare la caza como lo que es: una actividad esencial”, añadiendo que los desplazamientos puntuales de los cazadores “deben ser una excepción” a las restricciones de movilidad y a los confinamientos: “La caza protege los cultivos y evita daños. Dificultar su práctica es causar un desastre al campo español”.

La RFEC ha recordado a Sanidad y Agricultura que 67 entidades representativas del mundo rural, de los sectores agrícolas, ganaderos, alimentarios y cinegéticos, han reclamado hace unos días al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que declare oficialmente la caza como una actividad esencial, alertando de las graves consecuencias que tendría un descenso significativo de la caza durante los próximos meses asociado a las restricciones por la pandemia.