Pasar al contenido principal
En Miñana y Merindad de Sotoscueva

Tres personas denunciadas por furtivismo de corzos en Castilla y León

Dos de ellos por no cerrar ni marcar el precinto, que se encontraba abierto sobre una cuerna, y otro por llevar una cabeza de corzo en el coche sin precinto ni autorización. Armas y trofeos han sido intervenidos en ambos casos.
Tres personas denunciadas por furtivismo de corzos en Castilla y León Cabeza de corzo interceptada en el coto de Merindad de Sotoscueva.

La Guardia Civil en Castilla y León no puede bajar la guardia durante la temporada del corzo, que irremediablemente atrae a los furtivos de toda España. Solo esta semana, los agentes de la Benemérita han realizado tres intervenciones al respecto, en las que han intervenido tres cabezas de corzos y varias armas. El primero de ellos en Miñana, municipio de la provincia de Soria, donde los agentes sorprendieron a un furtivo que transportaba en su coche una cabeza de corzo y un arma, sin precinto ni autorización para la caza en el coto. 

Además de la sanción administrativa, tanto el arma como el corzo fueron intervenidos. Pocos días después, esta vez agentes de la comarca de Espinosa de los Monteros de la Junta de Castilla y León, localizaron a un hombre que portaba una cabeza de corzo en el coto de Merindad de Sotoscueva. El precinto estaba abierto y sin marcar sobre las cuernas, una técnica ilegal que practican algunos, para poder reutilizar el precinto en caso de no ser interceptados por la Guardia Civil. 

cabeza de corzo furtivos

Se trata de un comportamiento poco ético además de ilícito, por lo que los agentes procedieron igualmente al decomiso del arma y de la cabeza del animal. Ese mismo día, agentes de la comarca de Sedano, en el acotado de La Nuez de Arriba, observaron como un hombre escondía una cabeza de corzo tras cortarla. Al interceptarle, el hombre solo portaba precinto de hembra y fue igualmente denunciado y el material intervenido.