Pasar al contenido principal
en el Pirineo francés, al lado de la frontera con España

Cuatro osos atacan juntos un rebaño y prohíben el senderismo en la zona

Hasta tres agentes tuvieron que acudir a la zona donde estaba el ganado para intentar repeler a los plantígrados, en “una noche de pesadilla” en la que las cargas de los osos se sucedieron hasta las 6 de la mañana.
Cuatro osos atacan juntos un rebaño y prohíben el senderismo en la zona Oso pardo (Ursus arctos).

En Ariège, en el Pirineo francés, -entre Guzet-Neige y la frontera española-, han pasado una auténtica “noche de pesadilla”, como la definía Alain Servat, alcalde de Ustou. La pasada madrugada de miércoles a jueves, los agentes de la Oficina Nacional de Biodiversidad de la zona, recibieron la llamada desesperada de una pastora pidiendo ayuda, porque su ganado estaba siendo atacado por osos.

Tres agentes acudieron al lugar para repeler los ataques de los plantígrados, pero se encontraron frente a cuatro osos, -una hembra, sus dos cachorros y un oso adulto-, empeñados en arremeter contra el rebaño. Incluso “la pastora se encontró en peligro”, tal y como narraba Servant a los medios locales, ya que los ataques se sucedían una y otra vez junto a la choza en la que intentó refugiarse. 

"El escuadrón de agentes tuvo grandes dificultades para repelerlos", confesaba Alain Servat. De hecho, “no lograron ponerlos en fuga”. Los ataques tuvieron lugar desde la medianoche hasta las seis de la mañana, de forma continua. Ahora, en la zona, a una altitud de 1.700 metros y donde abundan las rutas de senderismo, se ha prohibido practicar este deporte ante la amenazadora presencia de estos cuatro ejemplares.