Pasar al contenido principal
en un camino muy transitado junto al pueblo

Un oso pardo ataca a un hombre que paseaba por un camino en León

Eran las 17:30 horas cuando el vecino de Villablino caminaba por el camino ‘El Fontanal’, cuando fue atacado por un oso pardo y pudo salvarse al trepar a un roble tras unos raíles de hierro, con los que el oso descargó su furia.
Un oso pardo ataca a un hombre que paseaba por un camino en León José Manuel Rodríguez señala el camino donde sufrió el ataque. / Fotografía: Laciana Digital

Llevamos tiempo avisando de que la presencia cada día más habitual de osos pardos cerca de municipios y viviendas, supone un grave riesgo para la integridad física de las personas. Este lunes 22 de junio, a punto estuvo José Manuel Rodríguez, de 58 años y vecino de Villablino, (León) de convertirse en la primera víctima de un ataque de oso, que pudo terminar fatídicamente si no es por su rápida reacción. 

José Manuel paseaba por el camino ‘El Fontanal’, que comunica con el barrio ‘El Postoiro’ de Villager de Laciana, cuando escuchó unos ruidos. “Tengo visto corzos, jabalíes… así que esperé a ver lo que era”, narraba Rodríguez al medio Laciana Digital. En ese momento, el oso apareció en mitad del camino y durante unos segundos, ambos se quedaron inmóviles mirándose. El plantígrado emitió un gran rugido y se lanzo a por José Manuel.

José Manuel Rodríguez señala donde le atacó el oso

El leonés logró saltar hacia una zona espesa de árboles para protegerse tras un parapeto de raíles de hierro subiéndose a un roble. “Fue lo que me salvó porque el animal descargó toda su ira en esos raíles”, contaba el lacianiego que a punto estuvo de verse entre las zarpas del oso. Cuando el animal se cansó de arremeter contra los hierros, se marchó y “yo permanecí alrededor de un minuto más en el árbol. Bajé y caminé en dirección contraria por donde me encontré al oso”.

José Manuel reconoce que tuvo mucha suerte, pero le preocupa gravemente la situación ya que se trata de un camino “muy transitado”. Además de que podía haberle sucedido a una persona mayor, un niño o una persona que no hubiera podido reaccionar presa del pánico, “y no sé entonces lo que habría pasado”, reconoce. Por eso ha denunciado los hechos y su intención es la de poner en alerta a los vecinos “de lo que me ha sucedido al lado del pueblo y con un ejemplar de oso pardo muy agresivo”.