Pasar al contenido principal
ha ocurrido en Asturias

Un oso mata a una osa en Asturias y se alimenta durante semanas del cuerpo

Se trata del primer caso documentado en la Cordillera Cantábrica grabado en vídeo por la Fundación Oso Pardo, quienes reconocen que el infanticidio es la primera causa de mortalidad en los cachorros de la especie.
El macho intentando llegar hasta la cría, después de matar a la madre. Un oso mata a una osa en Asturias y se alimenta durante semanas del cuerpo

Igual que ocurre con otras especies, los machos de oso pardo en la época de apareamiento, intentan matar a las crías del año para provocar que la hembra vuelva a entrar en celo. El infanticidio de oseznos es una práctica común en los plantígrados y llega a suponer la principal causa de mortalidad de los cachorros durante el primer año y medio de vida en la Cordillera Cantábrica

Lo que es especialmente novedoso esta vez, es que desde la Fundación Oso Pardo (FOP) pudieron documentar todo en vídeo por primera vez. Haciendo un breve repaso de los acontecimientos, todo comenzó el 20 de mayo, cuando la osa y su cría fueron localizadas por una Patrulla de la FOP durante los trabajos habituales de búsqueda y seguimiento de osas con crías. El día 27 de mayo, observaron a un macho intentando acercarse a la hembra y a su cría, que se mantenían refugiadas en una zona muy escarpada de rocas. 

Días después, el 31 de mayo, tres observadores particulares presencian un nuevo acercamiento del macho a la osa, que derivó en una pelea cuando la hembra defendió a su cría y acabó muriendo en el intento. Después del ataque mortal, “equipos de la FOP han realizado un seguimiento continuado (del amanecer al oscurecer y todos los días) para recoger toda la información necesaria y de manera detallada”, tal y como explican en su página web. 

“En los nueve días siguientes hasta hoy, el macho ha permanecido en la zona alimentándose del cadáver de la osa, que ha tapado con brezos y tierra para protegerlo de otros carroñeros. La cría, que sobrevivió al ataque, ha sido vista con vida esporádicamente durante tres días, hasta el 3 de junio en una zona inaccesible para el macho, que ha intentado acercarse a ella en una ocasión. Desde entonces no ha podido observarse y no sabemos cómo se encuentra”, detallan.