Pasar al contenido principal
Una Orden marcada por la superpoblación de jabalíes

La nueva Orden de Vedas de Navarra autoriza el uso de atrayentes para el jabalí

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha aprobado la disposición general de vedas de caza para la temporada 2020-2021, que se adapta al estado poblacional de cada especie.
La nueva Orden de Vedas de Navarra autoriza el uso de atrayentes para el jabalí El aumento de la población de jabalíes se ha reflejado en la Orden, que amplia su caza en espera durante todo el año.

Mediante la Orden firmada por Itziar Gómez, consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de la Comunidad Foral de Navarra, publicada en el Boletín Oficial de Navarra del viernes 10 de julio, queda establecida la nueva Orden de Vedas para la temporada 2020-2021. Una norma marcada por la adaptación a la evolución de las poblaciones de cada especie cinegética. 

La caza mayor: aumento progresivo

En el caso de las especies de caza mayor, se ha registrado un aumento creciente en sus poblaciones en toda Navarra, lo que supone un aumento de daños, accidentes y riesgo en la transición de enfermedades. Con intención de reducir la cabaña de jabalíes, se amplía la temporada de su caza en espera durante todo el año, del 1 de agosto de 2020 al 1 de agosto de 2021. Además, por motivos de eficacia, se autoriza el empleo de sustancias olorosas no derivadas del petróleo, extendidas en una superficie nunca superior a 10 cm. por 10 cm. 

La temporada de monterías se amplia hasta el 28 de febrero y se autoriza la caza de hembras y crías de corzo, durante los recechos primaverales. 

La caza menor: caso contrario 

Al contrario que las especies de mayor, en la menor se viene sufriendo una regresión de sus poblaciones preocupantes en casos como el de la tórtola o la perdiz roja. Fruto de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, este año se exime a los responsables de los acotados de presentar los muestreos de la primavera 2020, pero se limita a un máximo de 3 días de caza por coto. En cuanto al cupo, es de 2 perdices por cazador y día.

En el caso de la tórtola, se limita su caza a 4 jornadas, correspondientes a los domingos comprendidos entre el 23 de agosto hasta el 13 de septiembre. Por último, la caza en media veda de la paloma, codorniz y tórtola común se desarrollará en la modalidad al salto fuera de las zonas arboladas. Este año además, para la caza en media veda de la codorniz y la tórtola común, los adjudicatarios de los acotados deberán establecer un sistema de precintos o tarjetas que permita registrar los animales capturados cada día de caza.