Pasar al contenido principal
En Castilla-La Mancha

La Ley de Caza beneficia a más de 160.000 cazadores

La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, destacó que los más de 160.000 cazadores que hay en Castilla-La Mancha se van a beneficiar de una Ley de Caza “moderna, social y respetuosa con el medio ambiente y las especies”.
cazador-en-mano-2-M En Castilla- La Mancha hay más de 160.000 cazadores que se beneficiarán de la nueva Ley de Caza.

La Consejera pronunció estas palabras antes de presidir la Gala de la Caza de Castilla-La Mancha, en la que la Federación de Caza de Castilla-La Mancha reconoció a las personas e instituciones que han destacado en esta actividad o en su apoyo a la misma.

Soriano aseguró que con la nueva Ley de Caza se simplifican y agilizan los trámites administrativos; se regula la caza haciéndola compatible con otras actividades; se consigue una planificación integral de la totalidad de los terrenos cinegéticos; se protegen y aprovechan ordenadamente los recursos cinegéticos; y se conserva el medio natural a la vez que se fomentan los hábitats de las especies. La caza “es la segunda actividad deportiva de Castilla-La Mancha por número de licencias federativas, lo que pone de manifiesto que está enraizada en la vida diaria de nuestros pueblos y ciudades”, apuntó la titular de Agricultura.

También hizo hincapié en su importancia económica para el medio rural de la región, ya que sostiene 6.500 puestos de trabajo y genera directa e indirectamente 600 millones de euros al año, lo que permite crear riqueza y empleo en muchos pequeños municipios de toda Castilla-La Mancha. Según Soriano, Castilla-La Mancha necesitaba contar con una nueva Ley de Caza, ya que la anterior databa de 1993.