Pasar al contenido principal
Las imágenes se repiten en todo el mundo

Jabalíes, corzos, ciervos… Los animales invaden ciudades y pueblos durante el aislamiento

Los avistamientos están siendo habituales en los entornos urbanos no solo de la Península Ibérica, sino también del resto del mundo. Jabalíes, corzos, venados y demás animales salvajes están invadiendo los pueblos y ciudades.
Animales salvajes aislamiento Jabalíes, venados y otros animales están siendo avistados en numerosos entornos urbanos del planeta.

Desde que se decretó el Estado de Alarma, la población se encuentra confinada en su domicilio a la espera que la crisis provocada por el coronavirus remita. Los cazadores, haciendo gala de su compromiso, se han tomado la recomendación a rajatabla y, además, con humor. Hemos podido ver cómo las redes y móviles se han convertido en un hervidero de vídeos donde los aficionados a la cinegética hacen gala de su ingenio para tratar de sobrellevar la cuarentena.

La falta de tránsito de personas en los entornos urbanos y la ausencia de control, está provocando no obstante que los animales salvajes estén apareciendo más que nunca.

A lo largo de estos días, desde este medio y también en los tabloides nacionales, se repiten las noticias que informan sobre la presencia cada vez mayor de las especies silvestres. Mismamente, recientemente compartíamos en Cazavisión las imágenes de varias cabras monteses deambulando por Chinchilla de Montearagón, un pueblo de la provincia de Albacete.

Pero ni muchos menos se trata del único caso de este tipo ocurrido en España. En Barcelona, por ejemplo, varios usuarios grababan cómo un jabalí andaba tranquilamente por las calles vacías, concretamente por la Gran Vía de la ciudad condal.

También en la localidad navarra de Artica, los vecinos observaron cómo un corzo se movía por la vía pública. Pocos coches en la calle, seguramente aquellos que circulaban por motivos de fuerza mayor, pero entre ellos estaba este ‘duende’ proveniente del monte.

Estas imágenes también se repetían en otros lugares del mundo. En Italia, uno de los países más afectados también por le COVID-19, los jabalíes eran fotografiados en las calles vacías de personas. Mientras tanto, los animalistas celebraban este suceso, alegrándose profundamente por las invasiones cochineras.

En el caso de Japón, por ejemplo, un buen número de pequeños ciervos Sitka se colaban en la ciudad de Nara. Los animales acostumbrados a recibir alimento por parte de los humanos, se escaparon de su entorno, dirigiéndose a las calles en busca de comida.