Pasar al contenido principal
ha ocurrido en Cracovia

Un jabalí ataca a tres personas y un perro en un parque infantil

El animal apareció en el parque y atacó a una mujer. Posteriormente atacó a otra que se encontraba paseando a su perro al que también atacó y finalmente cargó contra un hombre que intentó socorrerlas.
La Policía sedó al animal y un veterinario se lo llevó para analizarlo en busca de enfermedades. La Policía sedó al animal y un veterinario se lo llevó para analizarlo en busca de enfermedades.

Todo ocurrió el miércoles por la mañana, cuando un jabalí apareció repentinamente en un parque infantil situado cerca de Jagodowska, en el sur de Cracovia, donde atacó e hirió a varias personas y a un perro. Por fortuna y por suerte no consiguió herir a nadie de gravedad, pero el susto de los vecinos ha sido tremendo y ahora muchos se sienten inseguros dentro de la ciudad. 

El jabalí inicialmente atacó a una mujer y la tiró al suelo. Consiguió hacerle una herida en la pierna y después golpeó a otra mujer y se enfrentó a su perro, que ladraba sin cesar plantando cara al jabalí que estaba atacando a su dueña. Finalmente, un hombre que presenció la escena, acudió corriendo para socorrer a las dos mujeres presas de la furia del jabalí, pero el animal tampoco tuvo miramientos con él y volvió a atacar.

El resultado fue que el hombre resultó herido en la pierna, al igual que las dos mujeres, pero consiguió en mitad de la fiera pelea marcar el teléfono de la Policía. Los agentes se presentaron en el lugar y acorralaron, aturdieron y sometieron al animal con la ayuda de un veterinario, que lo sedó y se lo llevó para hacerle todas las pruebas de enfermedades. El Instituto de Higiene Veterinaria (Zakład Higieny Weterynaryjnej), siguiendo el procedimiento normal después de que un jabalí hiera a una persona, analizó el animal en busca de la rabia. Las pruebas iniciales resultaron negativas, pero hasta dentro de tres semanas no se conocerán los resultados definitivos.

Aunque los jabalíes raramente atacan a los humanos en circunstancias normales, empieza a ser habitual que los encontronazos en las ciudades y pueblos terminen en un ataque. Fuera de su medio, no se sienten tan seguros y además, a fuerza de convivir cerca de los hombres, le han perdido el miedo a las personas y esto multiplica las posibilidades de sufrir un ataque si el animal se siente molestado. Los jabalíes centroeuropeos pesan entre 60 y 100 kilogramos de peso, tienen colmillos y pueden volverse agresivos si sienten que las personas son una amenaza para ellos o (especialmente) sus crías. Los encuentros son más comunes durante la temporada de apareamiento, de noviembre a enero. Si se encuentra con un jabalí, los expertos recomiendan mantener la calma y retroceder lentamente mientras intenta no provocar al animal.