Pasar al contenido principal
INCIDENTE DURANTE UNA MONTERÍA

Un jabalí de 130 kilos hiere a un rehalero en el brazo y a 7 perros

Un enorme jabalí ha provocado el caos en una montería celebrada este fin de semana en Portugal, hiriendo a 7 perros y atacando al rehalero, que terminó con una impresionante raja en el brazo.
Luis Cruz, herido por un jabalí que le atacó durante una montería. Luis Cruz, herido por un jabalí que le atacó durante una montería.

Toda precaución es siempre poca con los jabalíes, ya que se trata de animales increíblemente fuertes y ágiles -a pesar de las apariencias-, que pueden organizar una catástrofe en cuestión de segundos. En las monterías, el acoso de los perros y la tensión aumenta la agresividad de estos animales, que acaban en muchas ocasiones protagonizando escenas como la que vivieron este fin de semana durante una montería en Portugal. 

Luis Cruz es el protagonista de la historia, que se volvió a casa con una impresionante herida en el brazo, producida por un navajazo de jabalí. Cruz tiene rehala y se encontraba batiendo el monte junto a sus perros en Idanha a Nova, Portugal, cuando lo que parecía un agarre como cualquier otro acabó en un tremendo susto. Los perros arrinconaron un jabalí que una vez abatido, registró los 130 kilos de peso en la báscula. 

El animal se defendió con fiereza, hiriendo en su intento a 7 de los canes y en el momento en el Cruz apareció en escena, cargó contra él, provocándole una escandalosa herida en el brazo que por fortuna, no es profunda y curará pronto. Aunque sea llover sobre mojado, nunca está de más apelar a la responsabilidad y la extrema precaución que hay que tener al acercarse a un jabalí -y más en esas situaciones de tanta tensión-. 

A punto de perder el ojo y la pierna

La semana pasada en una información compartimos la terrible experiencia de un trampero de Estados Unidos, que estuvo a punto de perder un ojo y la pierna por un ataque de jabalí. Se trataba de un animal que merodeaba entre las casas de una zona residencial, donde los niños jugaban a diario en las calles. Los padres alertados llamaron al servicio de control de fauna para que capturasen al animal. 

El trampero consiguió meter al jabalí en la jaula, pero en el ultimo momento el animal consiguió zafarse y atacó brutalmente al hombre, rajándole la pantorrilla y causándole profundos cortes en un ojo y en los brazos. Su hijo que se encontraba con el, disparó 3 veces al animal “porque sino iba a matarle”.